• Inicio Sugerir Modificar

Tiro en la cabeza


Cartel de Tiro en la cabeza

Ion es un tipo aparentemente normal. Se levanta por la mañana, desayuna, arregla sus cosas, se reúne con unos abogados. Una noche en una fiesta conoce a una chica. Pasan la noche juntos en el apartamento de ella. Su vida transcurre sin sobresaltos. Una llamada en una cabina de teléfonos; un encuentro con un amigo; pequeñas situaciones cotidianas sin importancia. Un día se sube en un coche con otras dos personas. Cruzan la frontera a Francia. Pasan la noche en casa de un matrimonio. A la mañana siguiente, tras un encuentro fortuito en una cafetería de carretera matan a dos guardias civiles vestidos de paisano.

     Título original: Tiro en la cabeza
     Año: 2008
     Duración: 84 min.
     Nacionalidad: España, Francia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 03/10/2008
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Wanda Films

 

Comentario

" El 1 de diciembre de 2007 tres miembros de la banda terrorista ETA mataron a dos policías en Francia tras un encuentro fortuito. Yo estaba escribiendo otro proyecto cuando esta noticia me cogió por sorpresa. En un primer momento fue algo muy desconcertante. Desconcertante por lo evitable y lo terrible a la vez. Esa estupefacción inicial se transformó, de repente, en una película muy clara, muy rotunda. Una semana después tenía escrito el guión; un mes después estaba rodando; y tres meses después tenía la película acabada.

Esta película no ha sido una película que haya entrado en mi cabeza, poco a poco, y que, poco a poco, haya ido avanzando en su elaboración. Ha sido una película reacción. Toda la película ha sido realizada dentro de una sensación de urgencia. Tuve muy claro el estilo y la forma de trabajar desde el primer momento. La manera de rodar no ha tenido nada que ver con mis trabajos anteriores. Se parecía más a la manera de trabajar empleada en los documentales de animales. El equipo técnico -9 personas en total- teníamos que encontrar la manera de pasar inadvertidos mientras filmábamos. Teníamos que lograr que los actores -no profesionales-, así como la gente real que los rodeaba en los espacios del rodaje, se olvidaran o no percibieran nuestra presencia. Nunca, o casi nunca, los actores sabían cuando la cámara estaba rodando. La elección de lentes de larga focal nos permitía alejarnos mucho del círculo de acción y pasar bastante desapercibidos, a pesar de haber rodado en 35mm. Además, produce una imagen muy plana que me parece muy atractiva estéticamente. Desde el punto de vista del guión, esta película trabaja sobre dos estructuras dramáticas muy diferentes. Por un lado, retrata, desde la ficción, la vida cotidiana de un tipo normal..."