• Inicio Sugerir Modificar

Quemar después de leer


Cartel de Quemar después de leer

El analista Osborne Cox llega al cuartel general de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Arlington, Virginia, para una reunión ultrasecreta. Por desgracia para él, el secreto no tarda en salir a la luz: le han despedido. Cox no encaja muy bien la noticia y regresa a su casa en Georgetown, Washington DC, para entregarse a la redacción de sus memorias y a la bebida - el orden no altera el producto. Su esposa Katie está consternada, aunque no parece muy sorprendida. Ya hace tiempo que tiene una aventura con Harry Pfarrer, un agente federal casado, y empieza a hacer planes para dejar a Cox por Harry.

En un barrio a las afueras de la capital, en un mundo totalmente diferente, Linda Litzke, empleada de Hardbodies Fitness Centers (Gimnasios Cuerpos Duros), tiene dificultad para concentrarse en su trabajo. Sólo piensa en hacerse la cirugía plástica total y decide confiar su plan a su compañero Chad. Linda no se da cuenta de que Ted Treffon, el director del centro, está loco por ella y se cita con otros hombres a través de Internet.

Cuando un disco de las memorias del analista de la CIA llega accidentalmente a manos de Linda y Chad, los dos deciden sacar provecho de esta casualidad. Pero Ted se preocupa con razón: "No puede salir nada bueno de esto". Los acontecimientos se precipitan en una serie de oscuros e hilarantes encuentros fortuitos.

     Título original: Burn after reading
     Año: 2008
     Duración: 96 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Intriga. Comedia
     Fecha de estreno: 10/10/2008
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Comentario

En QUEMAR DESPUÉS DE LEER, los hermanos Coen juegan con diferentes variedades de ADN cómico, la comedia más disparatada, la sátira y la farsa sexual, para construir la historia de un analista de la CIA que se ha quedado sin trabajo, dos empleados de un gimnasio de Washington y un disco de ordenador que puede contener material muy sensible.

Mientras los acontecimientos van descontrolándose cada vez más, unas fuerzas siniestras se ponen en marcha y aparece el lado oscuro del cuento.

Aunque QUEMAR DESPUÉS DE LEER es la película que sigue a No es país para viejos, no se debe a que los hermanos Coen hayan escogido un cierto camino narrativo por mucho que los personajes de ambas pasen por momentos terribles, algo bastante habitual en las películas de los cineastas.

Joel Coen dice: "Escribimos el guión casi en la misma época que adaptamos No es país para viejos".

CANAL COMPRAS