• Inicio Sugerir Modificar

Que parezca un accidente


Cartel de Que parezca un accidente

Pilar, una viuda que vive feliz en su cómoda rutina ve salpicada su vida cuando cree descubrir una infidelidad por parte de Gregorio, su yerno. Pilar está decidida a acabar con ese molesto problema y animada por sus amigas decide "arreglarlo" contratando a Arturo, un señor que se ha encargado de hacerlas felices "eliminando" a sus molestos maridos. No hay solución o Gregorio o ella.

     Título original: Que parezca un accidente
     Año: 2008
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: España, Argentina
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 14/11/2008
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Comentario

Cuando decidí aceptar la dirección de QUE PAREZCA UN ACCIDENTE, se trató de un proyecto que iba sólo a producir. Me propuse plantearme la película como un divertimento, como un juego. Muy lejos de mi cine habitual, intentar pasarlo bien, con un guión que propone una partida de damas.

Comedia negra, con actores capaces de dar vida a personajes poco reales. Una suegra con poderes sensoriales (Carmen Maura), contrata a un asesino a sueldo que se quiere retirar (Federico Luppi) para matar a un yerno un poco sinvergüenza (José Luis García Pérez). La mujer tiene una hija que no ve nada de lo que pasa a su alrededor (Yaiza Guimaré) y al asesino le llega un hijo de Argentina (Adrián Navarro), que quiere una nueva oportunidad.

Toda esta ensalada está aderezada con las otras amigas de Carmen, con Marta Fernández Muro a la cabeza. Un grupo de viudas alegres, que solucionaron sus problemas personales de relaciones con sus maridos y resolvieron sus economías gracias a las habilidades del falso psicoanalista y profesional de gatillo fácil al que recurrieron.

La acción está situada en las Canarias, en Las Palmas, cuyos habitantes todavía se acuerdan de nuestras madres (y suegras), debido al atasco que causamos durante el rodaje de la película.

Fotografía y música se suman a imágenes claras, luminosas y precisas, con unos actores de primera línea que pusieron toda su energía y entusiasmo para intentar que pasemos un buen rato. El rodaje fue muy divertido, ojalá consigamos que el público se lo pase tan bien como nosotros.