• Inicio Sugerir Modificar

Corazones rebeldes


Cartel de Corazones rebeldes

Se anuncian como "Mayores portándose mal" y es un coro que no se parece a ninguno. Young@Heart está integrado por jubilados entre los 75 y los 93 años residentes en Northampton, Massachusetts, que han cosechado críticas excelentes en todas las partes del mundo en las que han actuado. A una edad en que muchas personas han muerto o están pasando sus últimos días en residencias para mayores, estos jubilados se han subido al escenario para cantar a grito pelado temas rock de Outkast, Jimi Hendrix y Radiohead.

Este conmovedor documental sigue a los miembros del coro mientras están preparando un nuevo espectáculo, y a lo largo del mismo va aflorando un extraordinariamente íntimo retrato de un excepcional grupo de personas cuyos cuerpos pueden haber envejecido pero que sencillamente se niegan a que su espíritu envejezca. Porque la película no sólo trata de un grupo único de cantantes, sino de uno de los asuntos que más desafíos presentan: la vejez. En los labios de todas esas personas mayores, las letras de conocidas canciones adquieren una nueva intensidad. Sus interpretaciones rompen algunos de los mayores tabúes en torno a la vejez: el amor, el sexo, la pérdida de la juventud y la soledad, la enfermedad y, sobre todo, la muerte.

     Título original: Young@Heart
     Año: 2007
     Duración: 108 min.
     Nacionalidad: Reino Unido
     Género: Documental.
     Fecha de estreno: 05/12/2008
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 

Comentario

Cuando mi mujer, la productora Sally George, me habló por primera vez del coro Young@Heart, un grupo de jubilados estadounidenses que cantaban rock, reaccioné con escepticismo. ¿Sería una especie de montaje? Unos días más tarde, a la vista de la magnífica acogida de la crítica, ella me convenció para que fuéramos al Lyric Theatre de Londres, donde el coro estaba presentando su espectáculo Road to Nowhere.

Desde el primer momento, me quedé sorprendido por la fuerza y la belleza de la música: las canciones que yo pensaba que conocía cobraban de repente una vida distinta al ser interpretadas por esa gente mayor. En un momento dado del espectáculo, Eileen Hall, una nonagenaria de origen británico, se puso ante el micrófono y acometió el comienzo de la canción "Should I Stay Or Should I Go?" de los Clash.

El público ?mayoritariamente veinteañero o treintañero? se quedó pasmado cuando se puso a cantar a grito pelado. Y yo también: ella estaba cantando, pero no acerca de relaciones afectivas sino acerca de la vida y la muerte, dándole a la letra otro significado. Me quedé enganchado: ésa era la película que yo sabía que tenía que hacer. Yo siempre había querido hacer una película acerca de la gente mayor y me pareció que allí había encontrado una forma muy novedosa e inusual de hacerla: crear una especie de ópera rock que trastocara todas las ideas convencionales acerca de la gente mayor. Decidimos que la película fuera una mezcla poco usual de documental y vídeos musicales, interpretando canciones como "I wanna Be Sedated", de los Ramones, o "Stayin' Alive", de los Bee Gees.

En marzo de 2006 estábamos en Northampton, Massachusetts, rodando CORAZONES REBELDES (YOUNG@HEART) cuando el coro estaba empezando a ensayar nuevas canciones para un próximo espectáculo.

CANAL COMPRAS