• Inicio Sugerir Modificar

Il divo


Cartel de Il divo

En Roma, al amanecer, cuando todo el mundo duerme, un hombre está despierto. Ese hombre es Giulio Andreotti. Está despierto porque tiene que trabajar, escribir libros, moverse en los círculos de moda, y por último, aunque no menos importante, para rezar. Tranquilo, astuto e inescrutable, hace más de cuarenta años que Andreotti es sinónimo de poder en Italia. A principios de los años noventa, este hombre impasible pero sugerente, ambiguo pero tranquilizador, está preparado para asumir su séptimo mandato de Primer Ministro sin arrogancia y sin humildad.

     Título original: Il divo
     Año: 2008
     Duración: 110 min.
     Nacionalidad: Francia, Italia
     Género: Drama. Biografía
     Fecha de estreno: 12/12/2008
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Wanda Films

 

Comentario

Giulio Andreotti es el político más importante que ha dado Italia en el último medio siglo. La fascinación que ejerce reside en su ambigüedad, y su psicología es tan compleja que ha intrigado a todo el mundo durante años. Siempre he querido hacer una película sobre Andreotti, pero cuando empecé a leer sobre él, me topé con una literatura tan extensa y tan contradictoria, que la cabeza me daba vueltas. Durante mucho tiempo pensé que todo este "material" no podría sintetizarse para conformar la estructura esencial que exige una película. Además, la imagen de Andreotti como la quinta esencia de la ambigüedad no sólo ha sido difundida por especialistas, periodistas e italianos en general, sino que él también la ha cultivado jugando y explotando esa ambigüedad.

Lo primero que hay que decir es que su película favorita es Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

Después, cuando escribía sus best séller urbanos, irónicos y predecibles, dejando caer datos de sus archivos personales repletos de nombres y secretos que sólo él parecía conocer. Esta constante dualidad entre la máscara de un hombre normal, predecible y una persona misteriosa y oscura ha dado lugar a múltiples historias sobre Andreotti.

Andreotti se acerca a los setenta años y es un gerontócrata al que, con todos los atributos de Dios, no le da miedo nadie y no conoce el significado de intimidación, ya que está acostumbrado a verla en las caras de todos sus interlocutores. Su satisfacción es opaca, impalpable. Para él, la satisfacción es poder, con el que mantiene una relación simbiótica. El poder como a él le gusta. Inquebrantable e inmutable, desde el principio. Emerge indemne de todo: de las batallas electorales, de las masacres terroristas, de las acusaciones calumniosas. Nada de esto le toca, nada le cambia. Hasta que la Mafia, el contrapoder más poderoso de Italia, le declaró la guerra. Entonces las cosas cambiaron. Incluso para el enigmático, el inmortal Andreotti. Pero la cuestión es la siguiente: ¿cambian de verdad o sólo en apariencia? Estamos seguros de una cosa: es difícil empañar la figura de Andreotti, el hombre que sabe de qué va el mundo mucho mejor que cualquiera de nosotros.

CANAL COMPRAS