• Inicio Sugerir Modificar

Carmo


Cartel de Carmo

Marco (30, español) es un solitario traficante de mercancía robada, confinado a una silla de ruedas. En uno de sus trapicheos en la peligrosa frontera de Brasil con Paraguay, dos bandidos le asaltan y le roban la mercancía. Pero en su vida se cruza Carmo (23), una joven belleza brasileña desesperada por huir de su ciudad natal, donde no tiene ningún futuro. Carmo se ofrece a ayudar a Marco a recuperar la mercancía, a cambio de una parte de los beneficios. Marco y Carmo emprenden así un peligroso viaje al margen de la ley, una caza del gato y el ratón con los bandidos, y un intenso romance a través del impresionante paisaje de Brasil en su frontera con Paraguay, Bolivia y Argentina.

     Título original: Carmo
     Año: 2008
     Duración: 110 min.
     Nacionalidad: España, Brasil, Polonia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 15/05/2009
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Festival Films

 

Comentario

¿Cómo nació "CARMO Hit The Road"? ¿De dónde viene la idea de la película?

Murilo Pasta: La inspiración para "Carmo" vino cuando leí un artículo de periódico, sobre una chica de 18 años de una pequeña ciudad en el Estado de Goias, en el corazón geográfico de Brasil. La chica fue raptada por un bandido en su huída, y se enamoraron mientras él escapaba de la policía junto a ella, en un coche robado. Es a la vez una historia de amor loca y dulce.

- El artículo original parecía un argumento de película. Claro que la historia cambió mucho

durante las numerosas reescrituras del guión…

¿Cómo describirías la película?

M.P.: "Carmo" es una 'rom com on the road'. 'Rom com' es la forma como la gente se refiere a las comedias románticas en el Reino Unido y en Estados Unidos. "Carmo" es definitivamente una comedia romántica en la carretera. O, para ser más específicos, una comedia romántica drama en la carretera.

- ¿Cómo afrontaste el reto de dirigir tu primera película?

M.P.: De una forma natural. He estado trabajando profesionalmente como guionista desde 1995 y como director desde 2001. He dirigido drama televisivo en el Reino Unido para la mayoría de las principales cadenas: BBC, Channel 4, Five y Sky TV. De hecho, fui el primer latinoamericano en la historia en dirigir drama televisivo 'mainstream' en el Reino Unido. Hace un par de años dirigí 5 episodios de una serie dramática en Inglaterra, que duraban cada uno lo que una película: 90 minutos. Así que, si quieres, se podría decir que en los últimos años he dirigido el equivalente a varias películas para la televisión británica.

- ¿Cómo fue la elección de la actriz que encarna a Carmo?

M.P.: Rodé una 'promo' de cinco minutos de "Carmo" para ayudar a financiar la película. Fue una especie de trailer de una película que no existía. Yo ya tenía una actriz escogida para ser Carmo pero Rosi Campos, que interpreta a la madre, Serrana, en la película, me recomendó a Mariana Loureiro muy insistentemente. Algunas otras personas también me la recomendaron y, cuando nos encontramos informalmente para conocernos, supe inmediatamente que estaba frente a Carmo. Su actuación en la 'promo' no hizo más que confirmarlo. Tuve que luchar por ella como protagonista dado que no era conocida, aunque había trabajado para directores como Walter Salles (en "Behind the sun"). Insistí en que estaríamos lanzando una nueva, gran actriz, y esto en sí mismo es tan valioso como un nombre famoso en el casting. Muchas veces el nombre famoso no actúa con tanta pasión como un 'recién llegado'.

- ¿Cómo se incorporó Fele Martínez al proyecto? ¿Pensaste en él desde el principio?

M.P.: Fele fue una sugerencia de los productores Xavier Granada y Alberto Aranda. Al principio creí que su físico no encajaba en el rol de Marco. Cuando me encontré con Fele la primera vez estaba muy delgado y poco musculado. Pero tenía una chispa en la mirada que siempre busco en un actor. Fele era muy entusiasta con la idea de interpretar a Marco. Me convenció totalmente.

- ¿Cómo ha sido trabajar con Fele?

M.P.: Fele es muy comprometido y tiene mucha experiencia como actor. Trabajar con él fue fácil e inspirador. Él me "salvó" en varias ocasiones, en el sentido de que rodamos "Carmo" en poco más de solo cinco semanas, y hubo momentos en que sólo tenía tiempo de rodar una o dos temas de una escena específica. La interpretación de Fele tenía que ser precisa, exacta, y de alto calibre, y él respondió a estos retos fantásticamente. Aparte, es una persona maravillosa.

- ¿Qué mensajes les diste a los actores?

M.P.: "Carmo" es toda sobre honestidad. Las interpretaciones debían ser honestas, naturales y verdaderas, porque de eso trata la historia. Lo que quería era borrar cualquier artificialidad de su trabajo. Juntos recreamos el diálogo entero, haciéndolo encajar en boca de los personajes interpretados por cada actor.

- Rodasteis en la frontera de Brasil con Bolivia. ¿Cómo recuerdas el rodaje?

M.P.: "Carmo" ha sido el trabajo profesional más duro al que he tenido que enfrentarme en mi carrera. Pero no tuvo que ver con rodar en la frontera de Brasil con Bolivia. Fue duro porque tuvimos que rodar muy rápido y no podía cometer errores de juicio. De hecho, los lugares y lagente de la zona fronterera donde rodamos fueron extremadamente amables. Habiendo dicho esto… soportamos temperaturas que oscilaron de los 45 grados centígrados al principio del rodaje, a 10 grados al final. La dureza del terreno y el paisaje fueron de hecho una inspiración para mí. Creo que estando lejos de las grandes ciudades, en medio de la naturaleza bruta, inspiró a todo el equipo.

- La película se rodó en portugués y español. Dificultó esto el trabajo a los actores?

M.P.: Fele Martínez habla español todo el rato, pero Mariana Loureiro habla lo que en Brasil llamamos 'Portunhol' (portuñol), que es portugués mezclado con algunas palabras y el acento del idioma español. Fue duro porque tuvimos poco más de una semana para ensayar y, aún más duro, tuvimos que hacer que los diálogos combinasen, dado que Mariana trabajaba sobre la versión en portugués del guión y Fele con la versión en español. En otras palabras, tuvimos que recrear el diálogo entero para hacerlo sonar fluido y natural, y para hacerlo inteligible para la audiencia, tanto en forma como en significado.