• Inicio Sugerir Modificar

Radio encubierta


Cartel de Radio encubierta

En 1966, sin duda alguna la época del mejor pop inglés, la BBC sólo emitía dos horas de rock and roll a la semana. Pero las radios piratas inundaban el país con rock y pop 24 horas al día. Y 25 millones de personas, más de la mitad de la población, escuchaba cada día a los piratas.

Carl acaba de ser expulsado del colegio, y su madre decide que pase algún tiempo con su padrino Quentin. Pero da la casualidad de que Quentin es el jefe de Radio Rock, una emisora pirata instalada en un barco en el mar del Norte, formada por un ecléctico grupo de pinchadiscos. Están encabezados por "El Conde", un corpulento bocazas estadounidense, auténtico dios de las ondas enamorado de la música. Le apoyan Dave, irónico, inteligente y con un cruel sentido del humor; Simon, un chico amable que busca el amor verdadero; Midnight Mark, enigmático, apuesto y parco en palabras; Wee Small Hours Bob, especialista en programas de madrugada, música folk y drogas; Thick Kevin, el dueño del cerebro más diminuto conocido en la raza humana; On-The-Hour John, el locutor de noticias; y Angus "The Nut" Nutsford, el hombre más pesado de Gran Bretaña.

La vida en el mar del Norte está llena de sorpresas. Simon conoce a la mujer de sus sueños, se casan en el barco, pero la novia le deja tirado a las once horas. El mayor pinchadiscos de Gran Bretaña, Gavin, regresa de su gira por Estados Unidos para enfrentarse al Conde, dando lugar a un dramático y tenso conflicto. Y Carl descubre el sexo opuesto y quién es su auténtico padre. Pero las emisoras encubiertas han llamado la atención del ministro Dormandy, que decide ir a por esos ilegales. En una época en la que el poder ahoga cualquier cosa que se asemeje a la exuberancia juvenil, Dormandy no deja pasar la oportunidad de meter un gol político. La aprobación del Acta de Infracciones Marinas es una buena excusa para acabar con los piratas y su nefasta influencia en el país.

El resultado es, literalmente, una tempestad en alta mar. Los seguidores de la emisora, consternados, se echan a la mar a medianoche en una operación de rescate al estilo "Dunkerque" para salvar a sus héroes. Pero el rock and roll nunca muere.

     Título original: The boat that rocked
     Año: 2009
     Duración: 100 min.
     Nacionalidad: Reino Unido
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 29/05/2009
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Comentario

Después del tremendo éxito cosechado por su primera película como director, Richard Curtis empezó a buscar una idea para un nuevo largometraje. Empezó a recordar las noches que, siendo adolescente, había pasado escuchando el rock and roll que los pinchadiscos emitían desde barcos piratas y estructuras marinas ancladas fuera de las aguas territoriales del Reino Unido en los años sesenta.

Estas emisoras hicieron posible que los entusiastas radioyentes escucharan a los Beattles, los Rolling Stones y los Kinks, así como a legendarios músicos y cantantes como Jimi Hendrix, Dusty Springfield, Janis Joplin y Aretha Franklin. Pero los piratas eran una espina clavada en el dedo del gobierno, que hacía todo lo posible para erradicar esas emisoras que llegaban a millones de hogares británicos.

La pasión que el director siente por la música de esa época se hizo patente en Love Actually, donde se oían temas de Joni Mitchell, Darlene Love, Paul Anka y Lennon/McCartney. No parecía nada desencaminado que su siguiente película se basara en este tipo de música. Decidió que transcurriría en un barco, sede de una radio pirata, y que sus temas favoritos estarían incluidos en la banda sonora.

CANAL COMPRAS