• Inicio Sugerir Modificar

Enemigos públicos


Cartel de Enemigos públicos

John Dillinger, el carismático atracador de bancos se convirtió en el objetivo número uno del incipiente FBI de J. Edgar Hoover y de su mejor agente, Melvin Purvis y en un héroe popular para el sufrido pueblo. Nadie era capaz de detener a Dillinger y a su banda. No había cárcel que se le resistiera. Gracias a su encanto personal y a sus osadas fugas era aplaudido por casi todo el mundo, desde su novia Billie hasta el hombre de a pie que no sentía simpatía alguna por los bancos que habían hundido el país en la depresión.

Las aventuras de la banda de Dillinger, que posteriormente incluiría al psicópata Baby Face Nelson y a Alvin Karpis, entretenían a la mayoría, pero J. Edgar Hoover tuvo la idea de servirse de la captura del bandido para empezar a transformar su "Bureau of Investigation" (Oficina de investigación) en lo que sería el FBI. Convirtió a Dillinger en el "enemigo público número 1 de América" y lanzó a Purvis, el apuesto "Clark Gable del FBI", tras él. Pero Dillinger y su banda siempre pudieron con los hombres de Purvis en alocadas persecuciones y tiroteos. Para apresar a Dillinger y a sus hombres, Purvis acabó contratando a un equipo de ex policías de la costa oeste (a los que llamaron agentes) y recurriendo a traiciones épicas, una de ellas protagonizada por la notoria "Dama de rojo" y otra por Frank Nitti, el jefe mafioso de Chicago.

     Título original: Public enemies
     Año: 2009
     Duración: 141 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Intriga. Acción
     Fecha de estreno: 14/08/2009
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Comentario

Un sinfín de ensayos, novelas, canciones y películas han contado historias fascinantes sobre la Gran Depresión. Hacía tiempo que Michael Mann tenía ganas de examinar más de cerca este turbulento periodo a través de la experiencia de un delincuente convertido en héroe popular por toda una generación. Para los estadounidenses de los años treinta, que vieron cómo volaban sus ahorros, que perdieron sus trabajos y pasaron hambre, John Herbert Dillinger era un héroe que atracaba a los bancos causantes del colapso financiero y que se burlaba de un gobierno incapaz de resolver el problema económico.

Michael Mann, que había escrito anteriormente un guión situado en esta época acerca del famoso atracador de trenes y bancos Alvin Karpis, ve así el atractivo de Dillinger: "Probablemente sea el mejor ladrón de bancos de toda la historia de América, pero su fulgurante carrera sólo duró 13 meses. Le dieron la libertad condicional en mayo de 1933, y murió el 22 de julio de 1934. Dillinger no se limitó a salir de la cárcel, fue una auténtica explosión. Lo quería todo en el acto".

"Atracando bancos y siendo más listo que el gobierno", sigue explicando el director, "se convirtió en una especie de representante de la gente maltratada por la Depresión. Era un delincuente y una celebridad, un héroe populista".

CANAL COMPRAS