• Inicio Sugerir Modificar

Malditos bastardos


Cartel de Malditos bastardos

Durante el primer año de la ocupación alemana de Francia, Shosanna Dreyfus presencia la ejecución de su familia a manos del coronel nazi Hans Landa. Shosanna consigue escapar y huye a París, donde se forja una nueva identidad como dueña y directora de un cine.

En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine organiza un grupo de soldados judíos para tomar brutales y rápidas represalias contra objetivos concretos. Conocidos por el enemigo como "The Basterds", los hombres de Raine se unen a la actriz alemana Bridget Von Hammersmark, una agente secreta que trabaja para los aliados, con el fin de llevar a cabo una misión que hará caer a los líderes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse.

     Título original: Inglourious basterds
     Año: 2009
     Duración: 153 min.
     Nacionalidad: EE.UU., Alemania
     Género: Drama. Bélica
     Fecha de estreno: 18/09/2009
     Calificación: Mayores de 13 años
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 
Premios:
Oscar. Mejor actor de reparto 2010
Nominaciones:
Oscar. Mejor película 2010
Oscar. Mejor director 2010

Comentario

Para conocer la larga gestación de MALDITOS BASTARDOS, lo mejor es recurrir a las anécdotas que cuentan los amigos y compañeros del director y guionista Quentin Tarantino. Esta película épica acerca de "unos hombres en una misión" encuentra su título en la película Quel maledetto treno blindato (Aquel maldito tren blindado), dirigida por Enzo Castellari en 1978, y que en inglés se llamó Inglorious Bastards.

Enzo Castellari, que aparece brevemente en la película actual, dice: "Es completamente diferente, esto es totalmente de Quentin, no es un remake ni nada parecido. Simplemente es algo que inspiré". El productor Lawrence Bender recuerda la primera vez que Quentin Tarantino le leyó pasajes del guión de MALDITOS BASTARDOS: "Hará al menos diez años, en mi despacho. Me leyó unas escenas que me dejaron asombrado, y pensé: 'Hay que hacer esta película'". Pero Lawrence Bender tuvo que armarse de paciencia. El guión sufrió numerosos cambios en los diez años siguientes. Pasaban los años y el título seguía siendo el mismo, pero la trama cambiaba. El realizador jugó con la idea de convertir el proyecto en una miniserie e incluso pensó en transformarlo en una novela.

CANAL COMPRAS