• Inicio Sugerir Modificar

El secreto de sus ojos


Cartel de El secreto de sus ojos

Benjamín Espósito ha trabajado toda la vida como empleado en un Juzgado Penal. Ahora acaba de jubilarse, y para ocupar sus horas libres decide escribir una novela. No se propone imaginar una historia inventada. No la necesita. Dispone, en su propio pasado como funcionario judicial, de una historia real conmovedora y trágica, de la que ha sido testigo privilegiado. Corre el año 1974, y a su Juzgado se le encomienda la investigación sobre la violación y el asesinato de una mujer hermosa y joven.

Espósito asiste a la escena del crimen, es testigo del ultraje y la violencia sufrida por esa muchacha. Conoce a Ricardo Morales, quien se ha casado con ella poco tiempo antes y la adora con toda su alma. Compadecido en su dolor, Espósito intentará ayudarlo a encontrar al culpable, aunque para ello deba remar contra la torpe inercia de los Tribunales y la Policía. Cuenta con la inestimable colaboración de Sandoval, uno de sus empleados y a la vez su amigo personal, que escapa a los rutinarios límites de su existencia emborrachándose de cuando en cuando, hasta perder la conciencia. Cuenta también con Irene, su jefa inmediata, la secretaria del Juzgado, de la que se siente profunda, secreta e inútilmente enamorado.

     Título original: El secreto de sus ojos
     Año: 2009
     Duración: 129 min.
     Nacionalidad: Argentina, España
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 25/09/2009
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 
Premios:
Goya. Mejor actriz revelación 2010
Goya. Mejor película extranjera de habla hispana 2010
Nominaciones:
Goya. Mejor película 2010
Goya. Mejor dirección 2010
Goya. Mejor interpretación masculina protagonista 2010
Goya. Mejor fotografía 2010
Goya. Mejor música original 2010
Goya. Mejor guión adaptado 2010
Goya. Mejor dirección artística 2010

Comentario

Un viejo comiendo solo. Fue esa imagen que no me abandonaba la que me hacía volver a la novela. No el crimen. No el suspense. No el género. El Viejo comiendo solo. ¿Cómo se llega a estar solo en la vida? ¿Pensaría ese Viejo en qué lo llevó a cenar solo en un bar sin nadie que lo acompañara? Uno puede negarlo, puede olvidarse, puede taparlo durante un tiempo pero el pasado siempre vuelve. Quizá, durante el segundo acto de su vida, el Viejo pudo ignorar lo que hizo en el primero, pero, si quiere pasar con éxito al tercero, debe cerrar esas historias. No veo esta película como un "film noir". La carne, el plato principal, el motor, es el amor callado durante años, la frustración, el vacío que sienten los personajes. El género es el plato en el que esta carne está servida.

Me fascina la memoria. Cómo repercuten hoy en día decisiones que hemos tomado hace veinte, treinta años. La memoria que también puede ser la de una nación. Hoy, que estamos recuperando la memoria de los años setenta como país, sabemos que el horror comenzó a gestarse antes de la dictadura militar. La historia transcurre en esa Argentina en que el aire comenzaba a espesarse, envolviendo y sorprendiendo aun a sus propios protagonistas. Traté de contar esta historia como una mezcla entre pequeños seres que deambulan en un mar de gente, en enormes estructuras, perdidos entre la muchedumbre, y sus ojos. La historia de aquel tipo que camina a cien metros de nosotros en la terminal de trenes, y del que nos separan quinientos cuerpos. ¿Qué lograríamos saber de él si de repente, sin cortes, pudiéramos ver un primer plano de sus ojos? ¿Qué secretos nos contarían?

Quizá pueda ser una historia como ésta, una historia de crimen, sí, pero principalmente de amor. De un amor en estado puro. De un amor que se terminó cuando era puro capullo, sin darle tiempo a haberse marchitado. ¿Cómo se vive ese amor? ¿Cómo impacta a los que lo rodean? ¿Qué locuras pueden cometer ese par de ojos cuando se le roba el amor? Preguntas que la película sólo alcanza a formular, y que quizá, solamente en la vida de estos personajes, intenta contestar.