• Inicio Sugerir Modificar

Up in the air


Cartel de Up in the air

Ryan Bingham es un especialista en recortes financieros y consumado viajante de negocios moderno que, después de pasar años tan ricamente en el aire, de repente se encuentra preparado para hacer una conexión auténtica. Ryan lleva mucho tiempo contento con su despreocupado estilo de vida, viviendo por toda Norteamérica en aeropuertos, hoteles y coches de alquiler. Puede llevar todo lo que necesita en una maleta con ruedas. Es un miembro mimado y de élite de todos los programas de fidelización de viajeros que existen. Y le falta poco para alcanzar el objetivo de su vida: 10 millones de millas de viajero habitual, y sin embargo… Ryan no tiene nada auténtico a lo que aferrarse.

Cuando se siente atraído por una simpática compañera de viaje, el jefe de Ryan, animado por una joven y advenediza experta en eficiencia, amenaza con llamarle permanentemente desde la carretera. Enfrentado a la perspectiva, a la vez terrorífica e hilarante, de ser destinado a un puesto fijo, Ryan empieza a meditar sobre lo que puede llegar a significar el tener un hogar de verdad.

     Título original: Up in the air
     Año: 2009
     Duración: 108 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 23/01/2010
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Paramount Spain

 
Nominaciones:
Oscar. Mejor actor 2010
Oscar. Mejor director 2010
Oscar. Mejor actriz de reparto 2010

Comentario

En sus dos primeros largometrajes, Jason Reitman demostró tener un marcado talento para tomar antihéroes provocativos (un miembro de los grupos de presión pro-tabaco en Gracias por fumar y una adolescente embarazada en la oscarizada Juno) y contar historias profundamente humanas, graciosas y atractivas en las que esos peliagudos personajes sobrepasan las expectativas. Y continúa en esa onda con la oportuna historia de Ryan Bingham, quien aparentemente tiene un trabajo bastante desagradable: despedir a la gente cuando las empresas reducen su plantilla.

Y sin embargo, la historia de Ryan trata también acerca de un hombre que es instantánea y patéticamente reconocible: un hombre encantador y decente que ha asumido con entusiasmo nuestro mundo de velocidad, tecnología, confort, ambición individual y ventajas materiales; un hombre con una vida fácil y agradable, un hombre que lo tiene todo y aún así siente que le falta algo vital. Su historia suscita algunas cuestiones intrigantes: en una época de viajes por todo el mundo y conversaciones a través de máquinas, ¿cómo se consigue tener los vínculos auténticos y duraderos que antaño sustentaron a la sociedad norteamericana? ¿Y qué pasa cuando los evitamos?

CANAL COMPRAS