• Inicio Sugerir Modificar

Contracorriente


Cartel de Contracorriente

Miguel es un pescador joven y querido de Cabo Blanco, un pequeño pueblo de pescadores de la costa norte de Perú, donde existen tradiciones muy arraigadas con respecto a la muerte. Miguel está casado con Mariela, embarazada de siete meses del primer hijo de ambos, pero tiene un romance extremadamente secreto con otro hombre, Santiago, un pintor que se mudó al pueblo hace un año y que es rechazado por la gente por ser agnóstico y abierto acerca de su sexualidad.

     Título original: Contracorriente
     Año: 2009
     Duración: 102 min.
     Nacionalidad: Perú, Colombia, Alemania
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 17/09/2010
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Karma Films Spain

 
Nominaciones:
Goya. Mejor película extranjera de habla hispana 2011

Comentario

Contracorriente es mi primer largometraje, un proyecto muy personal en el que exploro temas que son muy importantes para mí. Haber vivido mucho tiempo fuera del Perú, me ha permitido ver con una nueva perspectiva ciertos aspectos de la sociedad en la que crecí, y constatar cómo muchas veces en ella (y en casi toda Latinoamérica) se tergiversa el concepto de lo que significa ser "hombre", y se reemplaza por definiciones mucho más pobres y limitadas que tienen que ver menos con el honor y la autenticidad y más con la masculinidad y la fuerza. Contracorriente nació en cierta manera de esa búsqueda personal por definir qué significa ser un hombre de verdad, y cómo se relaciona esa hombría con la identidad sexual.

Muchas películas han lidiado a fondo con la discriminación y el tema de la homofobia, pero generalmente representada como una fuerza externa, es decir, la discriminación de otros hacia una persona diferente a ellos. Y aunque existe una buena dosis de eso en Contracorriente, creo firmemente que la mayoría de las veces nuestro peor enemigo no es necesariamente la intolerancia de los demás, sino nuestros propios prejuicios internos, y sobre eso también me interesaba hablar en esta película.

Si uno puede superar sus propios prejuicios y aceptarse tal como es, a pesar de las convenciones sociales y las falsas expectativas que uno crea para sí mismo, entonces lidiar con la discriminación de los demás se hace mucho más fácil. Porque estar tranquilo con uno mismo es lo que nos da la fuerza para poder enfrentar cualquier obstáculo que venga de afuera, y a la vez lo que permite que actuemos con honestidad. Por eso para mí era importante explorar en Contracorriente las consecuencias de nuestro comportamiento deshonesto cuando tratamos de esconder nuestra verdadera naturaleza por una necesidad vital de querer encajar en los parámetros aceptados de la sociedad en la que vivimos, y cómo nuestras acciones equivocadas terminan afectando a las personas que más queremos.

Existe un vacío alarmante, cuando de modelos a seguir se trata, para los hombres y mujeres latinoamericanos que están luchando para definir su identidad sexual. Mi intención con Contracorriente es contar una historia apasionada y absorbente que conecte con una gran audiencia, independientemente de su orientación sexual, y que ayude a llenar ese vacío. Al final de cuentas, Contracorriente es una historia de amor, y como tal, es una historia para todos... ya que el verdadero amor es la mejor herramienta para liberar a las personas de sus miedos y trampas, y hacerlas seguras y fuertes para poder aceptar con convicción quiénes son realmente... primero ante sí mismas, y luego ante los demás. Lo cual es crucial para una sociedad sana y próspera... porque sólo una persona libre en el sentido completo de la palabra puede desarrollarse plenamente, y por ende aportar esa sensibilidad única y propia al mundo que la rodea.

CANAL COMPRAS