• Inicio Sugerir Modificar

Elisa K


Cartel de Elisa K

A Elisa, que cumplirá once años en verano, le gusta su nuevo vestido blanco con lazos azules.

Pero falta muy poco para que todo deje de tener importancia. El amigo de su padre le ha hecho llorar y después le ha dicho: "Si dejas de llorar te regalaré una pulsera de plata".

Nadie se da cuenta de lo que ha pasado. Elisa está un poco extraña y nada más. Hasta que pasan catorce años, cuatro meses y algunos días y llama a su madre para decirle, asustada: "Ayúdame, acabo de recordar una cosa horrible".

     Título original: Elisa K
     Año: 2010
     Duración: 72 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 24/09/2010
     Calificación: Mayores de 12 años
     Distribuidora: Wanda Films

 
Nominaciones:
Goya. Mejor guión adaptado 2011

Comentario

La fragilidad del alma es un tema sobre el que se habla en muchas películas, muchos libros, muchas historias. Lo frágiles que somos y cómo un acontecimiento puede romper nuestro equilibrio.

La historia de Elisa K es una de ellas y puede que una de las de más al límite con las que nos hemos encontrado en los últimos años. Cuando el libro de Lolita Bosch, "Elisa Kiseljak", cayó en nuestras manos, la historia nos atrapó con fuerza y enseguida vimos que allí había una película, una historia sobre la fragilidad del ser humano y su lucha para mantenerse a flote pese a todo.

Kiseljak (el apellido de Elisa en la novela) es una pequeña localidad de Bosnia Herzegovina que estuvo asediada mucho tiempo durante la guerra de los Balcanes. Esta metáfora nos sirve para definir cómo es la vida de Elisa. Una vida asediada por un hecho que le sucedió durante la infancia y del que no recuerda nada, hasta que a los veinticuatro años le estalla con una fuerza difícil de soportar. Una vez más la frágil alma humana se rompe, en este caso, por un motivo que la protagonista preferiría no haber recordado.

Ya hace mucho que queríamos codirigir una película pero no encontrábamos la historia adecuada. Cuando leímos "Elisa Kiseljak" vimos que la teníamos. Dos historias diferentes en una misma, que nos permitían trabajar juntos pero con nuestros propios estilos adaptados a cada una de las partes.

Aunque las decisiones tanto de dirección artística, vestuario, iluminación, música, así como de casting de actores y conceptos generales de puesta en escena son comunes y consensuadas, cada uno de nosotros trabaja más a fondo una de las dos partes.

Tal y como está estructurada la novela, está estructurada la película. Dos partes, las dos partes en que se rompe la vida de Elisa. El antes y el después.