• Inicio Sugerir Modificar

Siempre a mi lado


Cartel de Siempre a mi lado

Charlie es un joven que ve el mundo de manera diferente después de sobrevivir a un accidente. En esta historia de fuerte carga emocional, Charlie empieza un viaje romántico durante el que aceptará la oscura realidad del pasado y descubrirá la capacidad transformadora del amor.

Charlie St. Cloud es un experto marinero. Su madre Claire y su hermano pequeño le adoran. Ha conseguido una beca que le alejará de su adormecido pueblo natal situado en la zona norte de la costa del Pacífico. Pero su brillante futuro se desvanece cuando una tragedia se lleva todos sus sueños.

Tess, su antigua compañera de instituto, regresa inesperadamente a casa, y Charlie debe decidir si seguirá siendo fiel a la promesa que hizo cuatro años atrás o si seguirá adelante con un nuevo amor. Al hacer acopio de valor y dejar el pasado para siempre, descubre que el alma que más necesita salvar es la suya.

     Título original: Charlie St. Cloud
     Año: 2010
     Duración: 99 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 01/10/2010
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Comentario

De la página a la pantalla:

se busca a Charlie

La segunda novela del escritor Ben Sherwood, La muerte y la vida de Charlie St. Cloud, fue publicada en 2004 y traducida a 15 idiomas. El diario Washington Post, en su crítica, dijo: "El sexto sentido se une a Campo de sueños en esta cálida fábula a la antigua usanza", y Booklist la puso por las nubes: "Con un lirismo sin par, Sherwood nos ofrece una historia de devoción mística, mágica, conmovedora, capaz de trascender a la muerte".

El autor escribió su segunda novela después de sufrir una pérdida: "El libro viene de dos lugares muy personales", explica. "En primer lugar, la inesperada muerte de mi padre, que me llenó de una profunda tristeza, de una sensación de inmovilidad total. No sabía el impacto que el dolor puede tener en la vida. En segundo lugar, el poder liberador y transformador del amor; la forma en que el amor puede abrir puertas y aportar la fuerza y la motivación necesarias para seguir adelante".

Para Ben Sherwood, la primera parte de la historia trata de la sagrada promesa hecha a un ser amado. Mientras imaginaba a Charlie St. Cloud, se preguntó qué pasaría si dos hermanos tuvieran un accidente y uno le prometiera al otro que no le abandonaría, pero este último muriera. Lo resume como "un lazo entre dos hermanos que nada puede romper".

El productor Marc Platt recuerda el interés que le despertó la novela de Ben Sherwood: "Me pareció una historia estimulante porque permite diversas interpretaciones de la realidad. No se puede hablar de la pérdida y del amor con una sobredosis de sentimentalismo, pero cinematográficamente, la historia debe ser asequible y creíble. Es un equilibrio difícil de encontrar". En cuanto al actor que pudiera encarnar al joven, Marc Platt "quería encontrar a alguien que pudiera transmitir la humanidad y el carisma del personaje, pero que no fuera demasiado serio y afligido".

El productor conoció a Zac Efron cuando este actuaba en la serie "High School Musical". Volvieron a verse unos años después, y la madurez de Zac Efron sorprendió a Marc Platt: "Me gustó ver a un joven nada engreído, con muchas ganas de trabajar y dispuesto a arriesgarse como actor. Charlamos y empezó a hablarme de su hermano pequeño, por el que siente un gran afecto".

El productor reconoce que Zac Efron no se había enfrentado, hasta entonces, a un papel de semejante madurez y dramatismo. Pero el actor se sumergió en el mundo de Charlie St. Cloud con pasión y entrega. "Es un gran actor", dice el productor. "Se esforzó en desarrollar el personaje e ir más allá de la simple apariencia".

Cuando el productor le entregó el guión, el actor sintió una conexión inmediata con Charlie St. Cloud: "Había algo familiar, era fácil identificarme con muchas cosas de Charlie. Me recordaba a cómo soy con mi hermano pequeño. Sentí que la relación entre Charlie y Sam era realista y sincera. También admiré las cualidades del personaje, eran heroicas".

Zac Efron era consciente de que encarnar a un protagonista tan complejo sería todo un reto: "Me pareció interesante meterme en la piel de Charlie e interpretar a un chico que cree tener muy poco que hacer en la vida". Y añade, riendo: "Hasta ahora he interpretado a personajes más enérgicos, llenos de vida y que bailan mucho. Charlie no tiene nada que ver con eso. El papel era un cambio total y me entusiasmó la idea".

En la novela, Charlie tiene 28 años. Ben Sherwood sabía que Lewis Colick y Craig Pearce cambiarían ciertas cosas para adaptar la historia al cine, y estaba de acuerdo en escoger a un actor más joven. Dice: "Me parece que Zac es perfecto para interpretar a Charlie. Es más joven que el personaje del libro, pero basta con verle para captar el potencial y la esperanza del personaje. Me parece una idea brillante haberle escogido. Estoy seguro de que hará llorar, pero que también consolará".

Cuando formó parte del proyecto, Zac Efron recomendó a Burr Steers, el director con el que había trabajado en 17 otra vez. El realizador considera esta película como el paso del actor a papeles protagonistas: "Zac tiene una cualidad que no abunda. Ocupa todo el objetivo de la cámara".

En cuanto a la historia, dice: "Ben Sherwood tiene un punto de vista muy particular. Por un lado, quería apropiarme del material, pero por otro lado, quería ser fiel a sus intenciones. Cuando acepté el proyecto, mi intención fue comunicar las relaciones, sobre todo la de Charlie con su hermano, al espectador. Como realizador, siempre intento respetar la fuente del material, sin dejar de crear el tono y la estética que imagino".Lo que más atrajo al director fue la lucha del protagonista: "Charlie es el hijo predilecto de un pueblo marinero. No tiene padre, es de clase trabajadora, y la vela es lo único que le permitirá salir de allí. Ha conseguido una beca, le espera un futuro brillante. Pero la noche después de graduarse en el instituto, tiene un accidente de coche y todo cambia. El hijo predilecto cae del pedestal. Debe enfrentarse a su pérdida y volver a vivir de nuevo".Marc Platt es un admirador de la aclamada La gran caída de Igby, dirigida por Burr Steers. Le gustó la visión de la juventud que tiene el director. Hablando de cuándo se conocieron, recuerda: "Conocí a Burr después de que le dieran a leer el guión. Él también había perdido a un hermano, y supe inmediatamente que entendía las emociones y el comportamiento del protagonista".Sigue diciendo: "Burr fue actor antes de director, y les comprende. Era importante conseguir interpretaciones sinceras. Cuando vi 17 otra vez, a pesar de ser una comedia, me di cuenta de que tenía corazón, sobre todo el personaje de Zac, y fue cuando me decidí".

Los vivos y los muertos:

Los actores secundarios

El siguiente paso fue encontrar al niño capaz de interpretar al hermano pequeño del protagonista. El productor ya había trabajado con Charlie Tahan en Love and Other Impossible Pursuits, con Natalie Portman, y la habilidad del joven actor en un drama de semejante complejidad le había sorprendido. Después de una primera prueba, Charlie Tahan obtuvo el papel. El productor dice: "Charlie Tahan es una joya. Quizá no sea consciente de ello, pero tiene la rara capacidad de meterse totalmente en los papeles que interpreta. Además, la química entre Zac y él es increíble".

El joven actor produjo la misma impresión en sus compañeros y en los miembros del equipo, tal como explica Burr Steers: "Nada más ver a Charlie, uno quiere protegerle. No es débil, al contrario, es un chico duro de Nueva Jersey, pero tiene una expresión enternecedora y es un muy buen actor".

El papel de un niño que acaba de ser arrancado de su familia nunca es fácil, pero Charlie Tahan no pareció tener problemas. Su vínculo con Zac Efron es palpable en la pantalla. Pasaban bastante tiempo juntos incluso cuando no rodaban. Además de practicar lanzamientos de béisbol y aprender a manejar un barco de vela, los dos iban al cine, veían partidos de hockey o charlaban. Hablando de su hermano cinematográfico, Charlie Tahan dice: "Zac es asombroso, es el rey".

Otro de los papeles clave en el drama romántico es el de Tess Carroll, una apasionada por la vela y compañera de Charlie en el instituto, que le da a este una razón para salir de la cárcel donde se ha encerrado él solo. Charlie empieza a sentir algo muy profundo por la chica a la que conoció años atrás, y Tess representa la oportunidad de volver a descubrir la vida.

Amanda Crew estaba encantada por haber conseguido el papel y por rodar en su provincia natal, la Columbia Británica. Más aún, le comunicaron que había sido seleccionada el día de su cumpleaños. "Conocimos a Amanda a través de las pruebas de casting", dice Burr Steers. "Se presentó y la escogimos. Es muy guapa, accesible, exactamente lo que buscábamos. Tiene una gran personalidad y mucho talento".

Hablando de su personaje, Amanda Crew dice: "Tess está a punto de dar la vuelta al mundo en solitario; sometida a mucha presión. Va a hacer realidad el sueño de su padre; se ha entrenado sin descanso; tiene compromisos con los patrocinadores. No puede fallar. Hasta ahora, ha controlado su vida, pero vuelve a encontrarse con Charlie y sus planes cambian de golpe. No es capaz ignorar los sentimientos que se apoderan de ella, pero no pueden surgir en peor momento porque sale dentro de una semana".

También forman parte del reparto dos actores de gran talento, la oscarizada actriz Kim Basinger en el papel de Claire St. Cloud, la agobiada madre de Sam y de Charlie, y Ray Liotta, premiado por los Emmy, en el papel del enfermero que salva a Charlie. No sólo aportaron sus años de experiencia al rodaje, también actuaron como mentores de los actores más jóvenes.

El director Burr Steers, hablando del papel de Kim Basinger, dice: "Claire es una madre soltera que trabaja muchas horas al día de enfermera para mantener a sus hijos. Luego viene el accidente y su hijo menor muere. Charlie, aunque no muere, está como muerto. Intenta ayudarle, pero no se puede ayudar a alguien que rechaza la ayuda".

Trabajar con la famosa actriz fue una experiencia agradable para el director. "Kim Basinger está asombrosa en cada una de sus escenas", dice. "Es muy visceral. Se empeña en dar lo mejor de sí misma. Me pareció muy importante para nuestros jóvenes actores que tuvieran la oportunidad de trabajar con alguien como ella. Es de una generosidad increíble".

La actriz tenía ganas de regresar a Vancouver, una de sus ciudades favoritas, y estaba encantada con la idea de trabajar con Burr Steers. "Conocí a Burr y me cayó bien inmediatamente", dice. "Es inteligente. Un buen director es alguien que no sólo ve a los actores como tales, sino también como seres humanos. Supe que me caía bien durante nuestra primera conversación".

El director se alegró de tener a Ray Liotta a bordo para hacer el papel de Florio Ferrente. "Era importante que el enfermero fuese Ray Liotta", explica, "porque no quería a un actor sentimental. Me parece genial poder trabajar con un tipo duro que habla con el corazón. Florio es un hombre convencido de que todo tiene una razón de ser. Escogió esa profesión porque cree que la vida tiene sentido. Debió ser bastante intimidante para Zac trabajar con Ray, pero estuvo a la altura".

Ray Liotta aceptó el papel por dos razones: "La principal fue mi hija", dice. "Tiene diez años y es fan de Zac. La segunda es porque suelo interpretar a personajes dudosos, pero Florio es un hombre decente que cree en las causas perdidas. De hecho, lleva una medalla de san Judas, el patrón de las causas perdidas".

Otro miembro del reparto es DONAL LOGUE, de la película Zodiac, en el papel de Tink Weatherbee, el entrenador de Tess. El actor canadiense dice: "Weatherbee fue un navegante muy competitivo que ahora se dedica a llevar a los turistas a pescar. Era amigo del padre de Tess, y cuando este murió, empezó a entrenar a la chica. Charlie representa una amenaza y una distracción".

Momentos con fantasmas:

El don poco corriente de Charlie

Uno de los elementos más irresistibles de la historia es el sorprendente don de Charlie: puede ver a los que siguen en la frontera entre la vida y la muerte, así como a los que descansan en el cementerio del pueblo, donde trabaja. Cómo llevar a la pantalla esa faceta de la novela de Ben Sherwood fue tema de largas conversaciones entre los cineastas.

Burr Steers quería explorar el hecho de que seguimos llevando en nuestro interior a las personas amadas que han muerto: "¿Cómo nos afectan y cómo siguen siendo parte de nosotros? ¿Sam es realmente un espíritu o un simple producto de la imaginación de Charlie? Quería mantener ambas posibilidades. No se sabe si el terrible accidente le ha alterado mentalmente o si de verdad ve a personas del más allá".

El director Marc Platt explica que este aspecto de la historia queda totalmente abierto. "Si el espectador quiere verla como una historia de fantasmas, es una historia de fantasmas", dice. "Si uno cree en los fantasmas, entonces son reales. También puede pensarse que todo es cosa de la imaginación. Pero es una conexión espiritual porque todos buscamos uniones en nuestra vida, con los vivos y con los que ya no están con nosotros. Buena parte de la película depende de cómo la interprete el público".

Una travesía sin sobresaltos:

Rodar en el agua

El 31 de julio de 2009, los actores y el equipo invadieron en club de yates Eagle Harbour, en Vancouver Oeste, para empezar el rodaje principal. Aquí se rodó la dramática escena con la que empieza la película y donde vemos a Charlie y a Sam a bordo de su pequeño barco de vela en una regata contra otros jóvenes, Tess Carroll entre ellos. La escena muestra la habilidad de Charlie como capitán, su espíritu competitivo y su relación con su hermano pequeño.

La escena requirió mucha preparación por parte de todos los departamentos. El director de localizaciones KIRK JOHNS habla de la logística requerida: "Para rodar en el agua, hay que minimizarlo todo y quedarse con lo esencial. Cuando se abandona el muelle, no se debe volver para nada. Hay que planificarlo todo de antemano. Es más fácil mover a las personas que al equipo, y por eso teníamos una barcaza con el vestuario y el equipo que necesitábamos".

La barcaza sirvió de campo base para el equipo de cámaras, iluminación, vestuario y otros departamentos. Se adquirieron varios barcos de vela tipo 29 y 420 y se contrató a miembros del club de yates para pilotarlos. Se equipó un barco con cámaras para poder rodar en el agua, además de disponer de varios barcos para transportar a los actores y al equipo.

GARY CAPO se encargó de dirigir la segunda unidad, y el director de producción y productor ejecutivo Michael Fottrell le pidió a JASON RHODES, entrenador de un equipo de vela en los Juegos Olímpicos de Pekín, que actuara como coordinador de vela. Ninguno de los tres jóvenes actores, Zac Efron, Charlie Tahan y Amanda Crew tenían experiencia con barcos de vela y STERLING BANCROFT se encargó de darles clase de vela.

Hacía tiempo que Zac Efron admiraba la belleza del deporte de la vela y ahora entiende por qué alguien puede llegar a obsesionarse. "Al principio fue difícil", dice. "Hay muchos factores involucrados. No se trata sólo del viento propulsando la vela, es un deporte de suma precisión. Basta con un pequeño error de cálculo para que vuelque la embarcación. El primer día, el instructor se arregló para que el barco volcara. Me pegué un buen susto, pero perdí el miedo".

Otro problema al que debieron enfrentarse el director Burr Steers y los cineastas fue encontrar un velero de regata Open 50 (de 50 pies de eslora) para hacer las veces de "Querencia", la embarcación de Amanda Crew, del tipo que se usa para dar la vuelta al mundo. El equipo vio varias embarcaciones disponibles y se inclinó por el Open 50 "Gryphon Solo", propiedad del diseñador estadounidense Tommy Hilfiger.

El velero, capaz de navegar a más de 20 nudos, tiene el récord de velocidad de 24 horas para un yate de 50 pies. Asimismo, ganó la regata 5 Océanos 2002/2003 en su clase, así como la Transatlántica Jacques Vabre 2005 y la Bermuda One-Two 2007, además de quedar segundo en la Transatlántica Artemio 2004.

El coordinador de veleros Jason Rhodes nos da una perspectiva de lo que es este increíblemente peligroso deporte: "Sólo hay unas 250 personas que han dado la vuelta al mundo en solitario. En comparación, más de mil personas han ascendido a la cima del monte Everest. Muy poca gente consigue dar la vuelta al mundo en solitario, y menos aún en un velero semejante. Este barco ha rodeado el mundo dos veces, y eso demuestra lo bueno que es".

El velero suele estar fondeado en Rhode Island y, por falta de tiempo, era imposible hacerlo llegar a Vancouver por el canal de Panamá. Técnicos muy especializados desmontaron la quilla del "Gryphon" para poder transportarlo desde la costa Este de Estados Unidos a la costa Oeste de Canadá, donde volvieron a montarlo, transformándolo en el "Querencia".

El personaje de Tess Carroll está inspirado en Emma Richards, la primera inglesa y la persona más joven en terminar la extenuante regata 5 Océanos en 2002/03, un viaje en solitario de 29.000 millas.

A Amanda Crew le sorprendió mucho lo que descubrió al documentarse sobre la regata: "Trabajan durante cuatro horas, duermen 20 minutos, vuelven a trabajar cuatro horas y así mientras dura la regata. Duermen a ratos, comen mal, pero deben estar en plena forma porque manejan un barco de 50 pies de eslora totalmente solos". Y añade: "En la película no se ve, pero cuando se rodaron las escenas en el "Querencia", había ocho hombres manejando el barco. No entiendo cómo puede alguien hacerlo solo".

Posiblemente lo más complicado, tanto para Zac Efron como para el equipo, fue filmar el rescate de Tess cuando el "Querencia" vuelca. Para conseguirlo, se montó en un estudio una enorme piscina de 4 metros de altura y 21,5 metros de diámetro con 1.230 metros cúbicos de agua. Fue necesario un día entero para llenarla y calentarla. A continuación, se sumergieron copias en aluminio de secciones de el "Querencia". Zac Efron, siguiendo las indicaciones del coordinador de especialistas MARNY ENG, acompañado por un equipo de buceadores, pasó tres días en el agua mientras se rodaban las escenas dentro y debajo del barco.

También fue necesario realizar una versión invertida del casco para el barco naufragado que encuentran Charlie, Tink y Alistair.

Esta escena se rodó en mar abierto usando un barco de 50 años de antigüedad al que se añadieron unos 1.800 kilos de gomaespuma esculpida debajo del casco y que fue arrastrado por varios remolcadores. La dificultad fue conseguir que las tres versiones del mismo barco, el verdadero, la réplica de aluminio y el casco naufragado encajaran a la perfección para que no se notase ninguna diferencia.

Bienvenidos a Quincy:

La filmación del mundo de Charlie

Aunque la novela de Ben Sherwood transcurre en Marblehead, Massachusetts, los cineastas decidieron trasladarla a la costa opuesta, en medio de la agreste belleza del noroeste. Vancouver y alrededores se convirtieron en el marco idóneo de la historia con todos los elementos geográficos requeridos para el rodaje.

La diseñadora de producción Ida Random fue la encargada de imaginar y plasmar el mundo de Charlie y de Sam: "Burr tenía una visión muy concreta. Nos inclinamos por una sensación al estilo del pintor Andrew Wyeth, y empecé a buscar diferentes imágenes de tumbas. Burr se empeñó en ver todas las imágenes de ángeles y demás esculturas. También fue muy específico con el color de cada velero en la regata del principio. Fue un auténtico reto mantener un equilibrio entre los colores. Todo debía ser perfecto sin que se notara. Debía ser real, aunque no completamente. Creíble, aunque no del todo".

Para hacer las veces del pueblecito donde vive Charlie, se usaron tres lugares diferentes, Gibsons, Steveston y Deep Cove. Los tres pueblos costeros acabaron formando uno. El cementerio de Vancouver Norte, al pie de las montañas North Shore, hace de cementerio de Quincy.

El bar donde Florio Ferrente intenta convencer a Charlie para que siga adelante con su vida es el famoso Molly's Reach, donde se rodaron numerosas escenas de la exitosa serie canadiense "The Beachcombers".

Sin embargo, no se encontró un claro adecuado para rodar los encuentros diarios entre los dos hermanos, en parte debido a la dificultad que representa rodar al atardecer. Finalmente, los cineastas decidieron recrear el mágico lugar en un plató.

El diseño del claro está inspirado en una tranquila zona de un bosque en Vancouver Norte, donde Ida Random suele ir a pasear a su perro. El coordinador de construcciones BRIAN SHELL dice que el claro, de unos 45 por 15 metros, tiene un diseño poco habitual. Se necesitaron cinco semanas para montarlo y unos 200 árboles recuperados de otros rodajes, obras y desmontes, así como arbustos y musgos naturales.

Para rematar los decorados naturales y de estudio, Burr Steers recurrió a la productora de efectos visuales Erika McGee. Siguiendo sus indicaciones, los estudios RHYTHM & HUES y DYFED se encargaron de los efectos visuales de la película, con el apoyo de MR. X y LEVEL 256.

CANAL COMPRAS