• Inicio Sugerir Modificar

Scott Pilgrim contra el mundo


Cartel de Scott Pilgrim contra el mundo

Les presentamos al encantador y desempleado Scott Pilgrim, bajista de un grupo "garage" de lo más corriente, los Sex Bob-omb. Este joven de 22 años acaba de conocer a la chica de sus sueños… la de verdad. ¿Cuál es el problema a la hora de conquistar a Ramona Flowers? Los siete ex de la chica están decididos a matar a Scott.

Scott Pilgrim nunca ha tenido problemas para echarse novia. Las dificultades aparecen cuando quiere cortar. Mientras intenta deshacerse de la última conquista, Ramona irrumpe en su vida, pero no tarda en descubrir que la mujer deseada arrastra un bagaje nada tranquilizador: sus ex controlan su vida amorosa y están dispuestos a hacer lo que sea para eliminar la competencia.

Scott se acerca cada vez más a Ramona, pero debe enfrentarse a los hombres de su pasado, que van desde un peligroso patinador, pasando por una estrella del rock vegetariana, hasta dos pavorosos gemelos. Si quiere hacerse con su corazón, deberá superarlos a todos.

     Título original: Scott Pilgrim vs. the world
     Año: 2010
     Duración: 112 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 12/11/2010
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Comentario

El productor Marc Platt descubrió la serie de novelas gráficas de Bryan Lee O'Malley en 2004, cuando Jared LeBoff y Adam Siegel le hablaron del primer libro de Scott Pilgrim. "Me conquistó el optimismo y la vitalidad del material; la forma en que captaba un momento y una generación perfectamente identificables", recuerda el productor. "Viven en un mundo hecho a base de cómics, ninjas, kung fu, anime, manga. Y en el núcleo de esta mezcla hay unos jóvenes atractivos, accesibles, familiares, con caminos emocionales reconocibles".

Marc Platt consideró que los personajes de Bryan Lee O'Malley podrían trasladarse a la gran pantalla sin mayor dificultad: "Me conmovió la angustia de Scott Pilgrim, el anhelo por la chica de sus sueños. Pero debe superar unos retos enormes para llegar a la meta".

Poco después de ver la primera película de Edgar Wright, Zombies Party: una noche de muerte, los productores ejecutivos Jared LeBoff y Adam Siegel le sugirieron a Marc Platt que el director, especializado en fusionar géneros, se encargara de la realización. El productor dice: "Me di cuenta enseguida de que la sensibilidad que Edgar aportaría al material daría lugar a una mezcla explosiva. Me entusiasmé aún más cuando me dijo que estaba interesado. No había trabajado con un director que se esforzase tanto, pero ha merecido la pena. Es una película muy compleja y todas las piezas encajan a la perfección. Edgar prepara el rodaje con una gran meticulosidad, es una fuente de diversión y quiere a los personajes".

El coguionista y realizador Edgar Wright descubrió a Scott Pilgrim cuando Jared LeBoff y Adam Siegel le dieron el primer libro de Bryan Lee O'Malley, Scott Pilgrim's Precious Little Life, en un preestreno de Zombies Party: una noche de muerte. "Acababan de publicarlo, pero estos dos emprendedores me dijeron que era perfecto para mí", recuerda el director. "El libro estuvo alrededor de un mes en mi bolsa durante la gira de presentación de Zombies Party hasta que lo leí durante un vuelo. Disfruté de la primera a la última página, y antes acabarlo ya estaba pensando en cómo podía convertirse en una película".

No sólo le impresionó la historia, sino la iconografía manga y de videojuegos que usaba el autor para realzar las emociones extremas y melodramáticas por las que pasan los personajes. Edgar Wright sigue diciendo: "Me recordaba a la serie de televisión "Spaced", que hice con Simon Pegg y Jessica Hynes. Llevaba tiempo con ganas de hacer algo que empujase aún más lejos el realismo mágico de la serie. Me entusiasmaba la idea de enfrentarme a las dificultades que representaba llevar los libros a la pantalla. Siempre he intentado que la comedia sea visualmente interesante, y esta adaptación era una oportunidad única para dar rienda suelta a mi imaginación".

Nira Park, la productora habitual de Edgar Wright, se le unió en este nuevo proyecto. SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO es la tercera colaboración entre el director y la presidenta de Big Talk Productions. "Edgar y yo trabajamos juntos desde la serie 'Spaced'", explica la productora. "Me asombra ver la madurez que ha adquirido desde esta serie hasta las aclamadas Arma fatal/Hot Fuzz y Zombies Party: una noche de muerte. Todos nuestros proyectos han sido realizados con amor, y nuestra colaboración culmina con Scott Pilgrim".

La adaptación de las novelas al guión se convirtió en un esfuerzo conjunto cuando el guionista y actor Michael Bacall se unió al equipo. El guionista recuerda que el proceso duró más de cinco años y que empezó antes de que Edgar Wright rodara su segunda película, la taquillera comedia Arma fatal/Hot Fuzz: "Colaboramos de todas las formas posibles: cada uno en un continente; en la misma habitación; tecleando cada uno con una mano; cada uno en su portátil", recuerda. "Escribíamos las escenas consecutivas, las intercambiábamos y reescribíamos. A veces, incluso escribíamos la misma escena a la vez para ver adónde nos llevaba".

Según avanzaban, la estructura del guión empezó a ser el reflejo de un videojuego en el que Scott debía realizar hazañas cada vez más tremendas. Michael Bacall reconoce que encontró un alma gemela en Edgar Wright.

Cuando se habló con Bryan Lee O'Malley acerca de la posibilidad de trasladar la historia de Scott Pilgrim a la gran pantalla, el autor acababa de terminar el primer libro y no sabía qué dirección tomarían las otras entregas. Recuerda, riendo: "Fingí tenerlo muy claro y redacté un esquema general". Hablando del proceso que sigue para escribir una novela gráfica, dice: "Al principio es como escribir un guión, pero los siguientes pasos son mucho más fragmentados, más confusos, hasta convertirla en una obra de arte".

El autor habla del parecido entre el mundo de los personajes de los libros y el mundo que él y sus amigos compartían en Toronto cuando tenían veinte y pocos años: "Scott es un personaje muy querido. Es un poco tonto, despreocupado; gusta a las mujeres y puede luchar como un superhéroe. En aquella época, yo tenía nuevos amigos, estaba en un grupo y me pareció divertido crear un personaje con el que pudieran disfrutar y que también reflejase la vida que llevábamos".

"Scott Pilgrim contiene algo del cómic japonés, del rock independiente y del clásico, y de los videojuegos que me gustan", sigue diciendo. "Mi idea era fusionar estos elementos con mi experiencia cotidiana. Es un mundo doble hecho de realidad absoluta y de abstracción".

Eric Gitter, de la editorial Oni Press, es otro de los productores de la película y ayudó a llevar las novelas gráficas de la página a la pantalla. Dice: "No creo que Bryan pensara en el cine cuando escribió la primera entrega, pero es fácil ver que el material era perfecto para la gran pantalla". A medida que se desarrollaba el guión, le sorprendía el empeño de los guionistas en colaborar con el escritor: "Edgar y Michael colaboraron estrechamente con Bryan para adaptar el cómic. Fueron tremendamente fieles y respetuosos con el material original".

Edgar Wright y Michael Bacall no sólo querían saber adónde irían los personajes en las siguientes entregas, también querían que el autor actuara como guardián de todo el estilo Scott Pilgrim. A medida que avanzaba el proceso, Bryan Lee O'Malley mandaba transcripciones de los nuevos capítulos a los guionistas.

"Ante todo estaba la dificultad de trasladar la sensibilidad y el espíritu de los libros a la gran pantalla", explica Edgar Wright. "Mucho dependía del tono de los diálogos. Bryan y yo tenemos el mismo sentido del humor. A los dos nos gusta subrayar los incidentes más estrambóticos con reacciones totalmente inexpresivas. También nos gusta que la historia empiece en un mundo naturalista y acabe en la locura".

Una vez escrito el guión y con la producción aprobada, había llegado la hora de llenar el mundo de Scott Pilgrim con amigos y enemigos del protagonista.

Buenos amigos y malvados ex novios:

El reparto de la comedia de acción

El reparto fue todo un reto para los cineastas. Hablando del día en que conoció a los actores que darían vida en la gran pantalla a sus libros, Bryan Lee O'Malley dice que fue "una experiencia extraña, asombrosa, rara".

Scott y Ramona: "¿Habéis visto a una chica con el pelo así?"

Michael Cera había leído las dos primeras entregas de Scott Pilgrim antes de que le ofrecieran el papel protagonista. "Bryan Lee O'Malley creó un personaje único, diferente, lo que me facilitó meterme en su piel", explica. "Pero también era intimidante porque Scott Pilgrim tenía muchos seguidores. Por suerte, Edgar me ayudó mucho a encontrar el tono adecuado y a no pasarme".

Mientras se preparaba para un duro rodaje, Michael Cera confiaba cada vez más en la visión del director. "Desde el principio sentí que Edgar daba una voz característica a la película. Es algo que hace en todas sus obras", explica. "Ensayamos durante semanas, hasta que se convirtió en un mundo creíble, algo real para todos nosotros".

Conocido por interpretar a personajes "buenísimos" en éxitos como Supersalidos y Juno, Michael Cera estaba encantado de mostrar otra vertiente suya. En opinión de Marc Platt, el gran talento del actor reside en "una aproximación aparentemente casual; da la impresión de que no hace nada. Pero es un genio de una gran precisión. Encarna completamente al personaje. Los espectadores se quedarán sorprendidos al ver a Michael luchando en la película y demostrando un lado duro, totalmente desconocido".

Scott Pilgrim aún no se ha recuperado de la separación con Envy Adams, la chica que "le dio una patada en el culo del corazón", y se queda atónito al conocer a Ramona Flowers, una misteriosa chica estadounidense a la que piensa haber creado a base de imaginación. El actor dice: "Scott se obsesiona con Ramona cuando la ve en sueños. Luego, cuando aparece en su vida, no acaba de entenderlo. Además, ella se escabulle, lo que la hace aún más atractiva. Y está la otra novia, por lo que no debe sentirse atraído por Ramona".

Ramona puede ser distante, fría y, por lo tanto, doblemente atractiva para Scott. Además, tiene una "Liga de malvados ex novios" que la siguen paso a paso. Bryan Lee O'Malley explica que se les dio "una denominación inquietante y tonta", pero están muy decididos a estropear cualquier posibilidad de un nuevo amor para Ramona.

Mary Elizabeth Winstead, que se dio a conocer con su papel en La jungla de cristal 4, fue escogida para encarnar a Ramona, la viajera del subespacio, después de conocer a Edgar Wright. La actriz explica por qué Scott atrae a su personaje: "Scott representa algo nuevo para Ramona. No es como los otros con los que ha estado; siempre ha escogido a personas oscuras, duras y misteriosas. Scott es un idiota adorable al que ha decidido proteger".

Michael Cera, hablando de la coprotagonista, dice: "Mary es genial. Casi nunca pidió que la doblara un especialista en las escenas de pelea y es perfectamente creíble, pero también tiene una delicadeza muy convincente".

"Somos los Sex Bob-omb: ¡Uno, dos, tres, cuatro!"

Además de Scott Pilgrim, el grupo Sex Bob-omb está compuesto por la baterista Kim Pine y el cantante y compositor Stephen Stills. El mayor fan y seguidor del grupo (antes de la aparición de Knives Chau) es el aspirante a bajista Young Neil.

Kim es la más inteligente del grupo. Era la novia de Scott en el instituto y cae mal a mucha gente, posiblemente a todo el mundo. Se escogió a la actriz Alison Pill, de Toronto, para el papel de la joven que encarna la voz de la razón ante sus amigos. Es una chica callada e incluso antipática fuera del escenario, pero lleva la música en las venas. Para preparar el papel, Alison Pill trabajó con el famoso batería CHARLIE DRAYTON y con CHRIS MURPHY, el líder de Sloan.

El cantante Stephen Stills es el más interesado en el éxito del grupo, pero también es un auténtico neurótico en el escenario. El actor Mark Webber, que encarna al cantante, recuerda una estrategia que inventaron Edgar Wright, Bryan Lee O'Malley y Michael Bacall para los miembros del reparto: "Antes de la primera semana de ensayos, Edgar nos dio a cada uno una lista de diez cosas que no debíamos revelar a nadie acerca de nuestro personaje. Algunas eran bastante sorprendentes".

Johnny Simmons, de Jennifer's Body, completa el círculo más íntimo de Scott, encarnando a Young Neil, compañero de habitación de Stephen y seguidor número 1 del grupo.

La "Liga de malvados ex novios": "Espera, ¿peleamos por Ramona?" "¿No has recibido mi mail?"

El recorrido de Scott para conquistar el corazón de Ramona implica alcanzar la suficiente madurez y confianza en sí mismo como para no convertirse en otro malvado ex novio. Cada vez que derrota a uno de los malévolos ex, Scott se hace más fuerte.

El recién llegado Satya Bhabha encarna a Matthew Patel, el primer malvado ex de Ramona, su novio en el instituto. Aunque sorprende a Scott al aparecer por el techo de una discoteca acompañado por sus superchicas demoníacas, Matthew había avisado a Scott por mail. Desafortunadamente, Scott no se molestó en leer el mensaje.

En SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO, Chris Evans encarna por primera vez a un supermalo. Conocido por sus papeles en Los 4 Fantásticos y Silver Surfer y Los perdedores/The Losers, es el segundo malvado ex novio de Ramona, un profesional del monopatín, y la perfecta caricatura del héroe de acción por excelencia.

Hablando de su personaje, dice: "Hago el ridículo más absoluto mientras me paso un montón. Lucas es el típico al que todo el mundo odia". A pesar de no haberse subido nunca a un monopatín, no le preocupó. Muchos actores intentan usar lo menos posible a los especialistas, pero Chris Evans reconoce que no tiene reparo en recurrir a la experiencia de esos héroes invisibles. "No habría llegado a ninguna parte sin los especialistas, con las películas que he hecho hasta ahora", dice. "Están locos. Si llego a hacer lo que hacen, no sobrevivo, pero ellos se levantan y están dispuestos a repetir la toma".

Brandon Routh interpreta al tercer malvado ex de Ramona, Todd Ingram. Este vegetariano, que ahora sale con Envy Adams y toca el bajo en el grupo The Clash at Demonhead, es un telequinético teñido de rubio, arrogante e insulso. Scott sabe que no podrá vencerle a base de golpes, pero sí con astucia.

Scott se lleva una enorme sorpresa al conocer a Roxy Richter, la cuarta malvada y también ex novia de Ramona. Sus conocimientos de las artes marciales son tan letales como su lengua viperina. Mae Whitman, que trabajó con Michael Cera en "Arrested Development", encarna a la despechada Roxy. No se siente amenazada por Scott, sabe que todo ha acabado, pero no soporta que Ramona le diga: "No es para tanto, lo nuestro no cuenta".

Descubrimos otra de las fases experimentales de Ramona cuando entran en escena los gemelos Kyle y Ken Katayanagi, interpretados por los mellizos Keita y Shota Saito. Pero antes de derrotarlos, Scott y su banda deberán participar en el épico combate que enfrentará a los avatares del dragón blanco de los Katayanagi con el yeti de ojos verdes de Sex Bob-omb.

Si Scott consigue sobrevivir a todos estos ex novios, aún le quedará por conocer a Gideon Graves, el ex más poderoso de todos. Hablando de él, Michael Cera dice: "Jason Schwartzman está genial en el papel, es divertido, encantador y odioso al mismo tiempo".

Tampoco ayuda que Gideon quiera contratar a Sex Bob-omb para su discográfica. De su personaje, el actor dice: "Gideon es un malo fantástico porque cae bien. Es pasivo-agresivo, como la picadura de un mosquito. Si no te rascas, no pasa nada. Scott libera el lado oscuro de Gideon".

Los papeles secundarios en el mundo de Scott: "Todos sabemos que eres el ligón más tonto del planeta".

La relación de Scott con su compañero de piso Wallace Wells, interpretado por el joven Kieran Culkin, es única. Los continuos fracasos de Scott con las mujeres le divierten. Al contrario, Wallace no tiene ningún problema en conquistar a los hombres que le gustan. Es la personificación del pijo que va a la última.

La hermana pequeña de Scott, la camarera Stacey Pilgrim, de 18 años, es mucho más sensata que su hermano; es la voz de la razón en la familia. También tiene la curiosa habilidad de saber siempre lo que hace su hermano gracias a los SMS de Wallace. Para el papel, el director y los productores escogieron a Anna Kendrick, muy aplaudida por Up in the Air y por la saga Crepúsculo.

La recién llegada Ellen Wong interpreta a Knives Chau, la colegiala ninja asesina. Michael Bacall, describiendo la relación entre Scott y ella, dice: "Scott y Knives conectan porque ambos son inmaduros. Están perfectamente sincronizados en su forma de hablar, de pasarse DVD, de jugar con la consola".

Brie Larson da vida a la fría Envy Adams, ex gran amor de Scott, y cantante de The Clash at Demonhead. La egocéntrica y aterradora Envy sigue teniendo mucho poder sobre su ex y está encantada de ver cómo su novio actual, Todd Ingram, le pega una paliza a Scott.

La joven cómica Aubrey Plaza encarna a Julie Powers, la insoportable novia de Stephen Stills. Julie trabaja en el mismo bar que Stacey y se alegra mucho de que le vaya mal a Scott, que sale disparado cada vez que abre la boca.

Somos Sex Bob-omb:

La música de la película

En la historia de los cómics y de las novelas gráficas, las referencias musicales han ocupado un lugar de importancia. Lo mismo pasa en las novelas de Bryan Lee O'Malley, sobre todo porque el grupo de Scott se enfrenta a otros en combates musicales.

El director Edgar Wright siempre supo que la banda sonora de SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO debía ser un reflejo del mundo en el que habitaban los personajes, además de conectar con una generación que ha crecido con videojuegos.

Los cineastas recurrieron al productor Nigel Godrich para escoger a los músicos y producir la banda sonora. Beck, uno de los colaboradores de más éxito del productor, se encargó de la música de Sex Bob-omb.

El artista trabajó con Nigel Godrich y Edgar Wright para componer canciones que demostrasen la creciente calidad de la banda. Con cada batalla musical, los temas cobran seguridad y poder.

El grupo canadiense de rock independiente y alternativo BROKEN SOCIAL SCENE (liderado por KEVIN DREW) se encargó de las canciones del grupo Crash and the Boys, cuya batería se llama Trasha y tiene 10 años (interpretada por ABIGAIL CHU), una niña prodigio que hará todo lo posible para que otra chica (en este caso, Kim Pine) no le robe el estrellato.

Los canadienses METRIC tocan "Black Sheep" para The Clash at Demonhead, una evocadora balada diseñada para volver a llevar a Scott al mundo de Envy Adams.

DAN THE AUTOMATOR aportó la música para la secuencia bollywoodiana con Matthew Patel y sus superchicas demoníacas, y para la otra pasión de Knives y Scott, el videojuego "Ninja Ninja Revolution". Finalmente, el grupo de culto japonés CORNELIUS (liderado por KEIGO OYAMADA) compuso la parte instrumental para el enfrentamiento entre los gemelos Katayanagi y Sex Bob-omb.

Luchas con espadas y volteretas:

Los trucos de la película

El director Edgar Wright consideraba importante no usar especialistas en las escenas de pelea, excepto para suplementar el trabajo de los actores, ya que mejoraría la sensación de autenticidad. Además, se rodó con ángulos muy abiertos, lo que hacía casi imposible que un especialista reemplazara a un actor en determinadas secuencias.

Algunos miembros de los legendarios equipos de Jackie Chan y Jet Li enseñaron a los actores a desafiar la gravedad. "Las escenas de pelea en SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO están diseñadas para asombrar. Combinan la fantástica coreografía de Brad Allan (también director de la segunda unidad) y del otro coordinador de lucha PENG ZHANG, con efectos especiales de animación caleidoscópicos", explica Edgar Wright.

Los actores Michael Cera, Mary Elizabeth Winstead, Jason Schwartzman y Mae Whitman empezaron a entrenarse en Los Ángeles en enero de 2009. Los cuatro están de acuerdo en que fue toda una experiencia trabajar con el experto en artes marciales Peng Zhang mientras aprendían a dar puñetazos y patadas, manejar armas y dar volteretas colgados de cuerdas invisibles.

El entrenador y coordinador de especialistas Brad Allan se ocupó de ponerles en forma. Michael Cera interpreta gran parte de sus escenas de lucha con espada. "Aprendí que todo depende de la confianza que se tiene en la persona que sujeta las cuerdas", recuerda. "Consiguieron que hiciera un montón de cosas que mi cuerpo no tenía ninguna capacidad ni intención de hacer, y que probablemente nunca vuelva a hacer, pero fue asombroso. No pienso volver a hacer una flexión en toda mi vida".

Una vez en Toronto, los actores siguieron entrenándose a diario. Al igual que muchos intérpretes, hacía tiempo que Jason Schwartzman deseaba poder luchar en una película, pero nunca había tenido la oportunidad. Dice: "Fue fantástico aprender a pelear con espadas, pero luchar contra Michael requería mucho esfuerzo. Es genial".

Ellen Wong, que encarna a Knives Chau, estaba más que dispuesta a entrenar para enfrentarse a Gideon y a Ramona. "¿Quién no tiene ganas de correr por una pared y dar una vuelta de 360 grados en el aire? Me lo pasé muy bien", recuerda.

Toronto como Toronto:

Decorados, diseño y cámara

Descrita a menudo como la Hollywood del Norte, Toronto ha hecho las veces de casi todas las grandes ciudades de Estados Unidos y de unas cuentas de Europa y Asia. SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO es una de las pocas películas en que Toronto hace de sí misma.

Decorados y diseño

Dado que las novelas transcurren en Toronto, y la ciudad dispone de la infraestructura necesaria para acoger una película del tamaño de SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO, la decisión de rodar allí fue inmediata. Muchos locales mencionados en los libros de Bryan Lee O'Malley debían ser reconocibles en la película, como Casa Loma, Honest Ed's y Lee's Palace, entre otros.

Desde que Edgar Wright y el diseñador de producción Marcus Rowland empezaron a desarrollar el diseño de la comedia de acción, mostrar la capital de Ontario fue una de sus prioridades. "Quería plasmar los dibujos de Bryan con la mayor fidelidad posible, y también enseñar los decorados naturales", explica el director. "En varias escenas clave rodamos las casas, bibliotecas, parques y discotecas que Bryan fotografió en 2003".

Marcus Rowland añade: "Nos hicimos con lo mejor del sabor y la textura de Toronto. Es conocida por ser una de las ciudades más multiculturales de Norteamérica".

El diseñador explica que usó un gran número de colores para reflejar las emociones de la historia, como por ejemplo, los colores de las espadas de Scott y de Gideon durante el duelo. Bryan Lee O'Malley se quedó maravillado: "Marcus estuvo increíble a la hora de trasladar el universo del cómic a la pantalla, incluyendo hasta el último detalle de los pisos de los personajes. Uno de los momentos más asombrosos fue cuando entré en el decorado del piso de Wallace. Tuve la sensación de estar entre las páginas del libro".

La cámara

El director de fotografía Bill Pope, famoso por su asombroso trabajo en películas tan taquilleras como Spider-Man 2 y la saga Matrix, conoció al director cuando éste estaba en Los Ángeles para el lanzamiento de Arma fatal/Hot Fuzz.

La historia de SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO le enganchó inmediatamente: "Leí el guión, y no era nada parecido a lo que había hecho hasta entonces. Tenía mucha frescura, pero implicaba un trabajo gigantesco, hasta el punto de que meses antes de empezar a filmar realizamos una prueba de rodaje de tres días, para asegurarnos de que el grafismo, la velocidad, los alambres y las pantallas azules, la ironía y los reflejos funcionasen".

Sigue diciendo: "Hay una enorme cantidad de tomas debido a que en la película hay muchos personajes conectados, está influenciada por los videojuegos y depende de un montaje rápido. La cámara siempre se mueve, hay panorámicas rápidas, travellings, zooms, grúas, etcétera. No hay una sola escena sin movimiento: la velocidad y el ritmo son cruciales".

El reto para el director de fotografía era la cantidad de posiciones requeridas por el guión: "Para hacerse una idea, en la película Clueless/Fuera de onda había unas 500 posiciones; en Chinatow, unas 600, y en las primeras películas de Scorsese, unas 800. Aquí había más de 4.000. Edgar sabía exactamente lo que quería; jamás había hecho una película así".

En la mayoría de casos se usaron dos cámaras para rodar la acción y a todos los personajes que habitan el mundo de Scott. Cada imagen contiene tanta información que la película puede verse varias veces y siempre se descubre algo nuevo. Por ejemplo, las pistas que Edgar Wright da acerca de los malvados ex: Todd lleva un tres en sus pantalones cortos, o la dirección de la discoteca donde Roxy escoge luchar.

Los efectos visuales de SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO fueron un proceso largo y complicado. Cada vez que se terminaba de rodar una escena, la productora de efectos visuales Lucy Killick, el coordinador de efectos especiales Laird McMurray y los montadores Jonathan Amos y Paul Machliss empezaban a trabajar.

Nieve falsa: Los efectos visuales

En vez de la habitual previsualización 3-D, en este caso se creó una previsualización que homenajeaba el estilo gráfico de las novelas de Bryan Lee O'Malley, donde se insertaron elementos adicionales animados. Durante la búsqueda de financiación, se diseñó un animatic (storyboard animado) en blanco y negro para mostrar el diseño y comunicar las sensaciones de la primera pelea entre Scott y Matthew Patel.

Al empezar el rodaje de la película, la empresa inglesa de efectos visuales DOUBLE NEGATIVE, y el estudio de efectos digitales MR. X, con sede en Toronto, crearon animatics para el resto de las secuencias de peleas. La mayoría del trabajo realizado por Mr. X fue limpiar y simplificar los decorados naturales, además de añadir nieve cuando hacía falta.

Durante la preproducción, Oscar Wright realizó un storyboard completo en el mismo estilo que las novelas gráficas, y se encargó de diseñar el arte conceptual y los grafismos de la película. Siempre que fue posible, se duplicaron con exactitud los dibujos de los libros.

Cada día se distribuía el storyboard al equipo para que compusieran las tomas. El diseño de producción y la dirección artística siempre se adaptaron a la simplificación gráfica de los dibujos del cómic. Por consideraciones prácticas, el departamento artístico no podía conseguir este aspecto por sí solo y hubo que recurrir a los efectos visuales, sobre todo en las escenas rodadas en decorados naturales. Por ejemplo, Scott y Ramona van hacia los columpios en la nieve, algo imposible de conseguir cuando el rodaje transcurre en verano. Gran parte del trabajo de efectos visuales fue transformar los decorados en escenas invernales.

Unos seis meses antes del comienzo del rodaje, el diseñador Marcus Rowland empezó a buscar localizaciones. Por suerte, y porque Bryan Lee O'Malley había dibujado un gran número de decorados, el equipo pudo localizarlos.

El equipo de efectos visuales acompañó al diseñador de producción y fotografiaron los decorados para que encajasen exactamente con el ángulo y la composición de las viñetas de las novelas. A partir de esto realizaron diversas presentaciones, que iban desde las fotos hasta imágenes que imitaban el estilo de O'Malley. Siguiendo las indicaciones de Edgar Wright, se llegó a un punto intermedio entre los dos estilos.

Diseñaron un sistema de partículas de nieve controlable para imitar la caída de la nieve. El sistema podía regularse para una nevada más o menos espesa. El tiempo se consideró como un personaje adicional de la película, desde un sistema absolutamente realista basado en fotografías, hasta la versión caprichosa, artificial, de dibujo animado, inspirada en el grafismo de las novelas.

Edgar Wright decidió usarlo casi todo, cambiando el aspecto de la nieve según la atmósfera del momento. Se nota sobre todo en la escena del parque, donde la nieve empieza cayendo ligeramente hasta cubrirlo todo… en el momento en que Scott y Ramona se enamoran.

CANAL COMPRAS