• Inicio Sugerir Modificar

Ladrones


Cartel de Ladrones

Una conocida banda de criminales mantienen en absoluto desconcierto a la policía al llevar a cabo robos de bancos de manera impecable. Funcionan como un mecanismo de relojería, entrando y saliendo sin dejar sin dejar ningún tipo de evidencia y manteniéndose discretamente inactivos entre atraco y atraco. Pero cuando están intentando organizar un último golpe donde está en juego más dinero que nunca antes, la banda podría ver sus planes interrumpidos por un veterano detective empeñado en resolver el caso.

     Título original: Takers
     Año: 2009
     Duración: 107 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Acción.
     Fecha de estreno: 26/11/2010
     Calificación: Mayores de 12 años
     Distribuidora: Sony Pictures Releasing De España S.A

 

Comentario

En el trepidante thriller policial Ladrones, un grupo de jóvenes criminales de alto nivel financian su extravagante estilo de vida con una serie de elaborados atracos a bancos mientras un oficial de policía se impone como misión personal atraparlos en plena acción. Después de años de golpes planificados meticulosamente, uno de los integrantes del equipo convence a los demás de arriesgarlo todo en un último y gran robo; pero salir airosos del trabajo de sus vidas con un obstinado detective y un despiadado rival del crimen organizado pisándoles los talones es un gran reto, incluso para estos experimentados profesionales.

Dirigida por John Luessenhop (Lockdown), Ladrones está protagonizada por Matt Dillon (Crash, Algo pasa con Mary [There's Something About Mary]), Paul Walker (The Fast and the Furious (A todo gas) [The Fast and the Furious], Bobby Z [The Death and Life of Bobby Z]), Idris Elba (The Wire - Bajo escucha [The Wire], RocknRolla, Obsesionada [Obsessed]), Jay Hernandez (Protegidos por su enemigo [Lakeview Terrace], Nothing Like the Holidays), Michael Ealy (Miracle at St. Anna, Siete almas [Seven Pounds]), Tip "T.I." Harris (American Gangster, ATL), con Chris Brown (Stomp The Yard: Ritmo salvaje [Stomp The Yard], This Christmas) y Hayden Christensen (Star Wars Episodio III: La venganza de los Sith [Star Wars Episode III - Revenge of the Sith]).

El guión está firmado por Peter Allen y Gabriel Casseus, y John Luessenhop y Avery Duff. Los productores son Will Packer (Stomp The Yard: Ritmo salvaje [Stomp The Yard], Obsesionada [Obsessed]), Tip "T.I." Harris y Jason Geter. Los productores ejecutivos son Glenn S. Gainor, Gabriel Casseus, Chris Brown y Morris Chestnut. El director de fotografía es Michael Barrett (Zohan: Licencia para peinar [You Don't Mess with the Zohan], Bobby). La dirección artística es de Jon Gary Steele (Blindado [Armored], Un funeral de muerte [Death at a Funeral]). El montaje es de Armen Minasian (Blindado [Armored]; Yo, Robot [I, Robot]). El diseño de vestuario a cargo de Maya Lieberman (Obsesionada [Obsessed], Un funeral de muerte [Death at a Funeral]). La música original ha sido compuesta por Paul Haslinger (Death Race (La carrera de la muerte) [Death Race]). El casting ha estado en manos de Lindsey Hayes Kroeger, CSA y David H. Rapaport, CSA.

Amigos de toda la vida Gordon Betts (Idris Elba), John Rahway (Paul Walker), A.J. (Hayden Christensen) y los hermanos Attica, Jake (Michael Ealy) y Jesse (Chris Brown), financian su lujoso estilo de vida lleno de coches extravagantes, mujeres hermosas y dinero a manos llenas con intrincados robos de bancos. Evitan que los cojan gracias a la planificación de hasta el más mínimo detalle, sin dejar huellas y con uno, solo un trabajo por año.

Su última gran travesura, un golpe de 2 millones de dólares, atrae la atención de un detective del departamento de policía de Los Ángeles, Jack Welles (Matt Dillon), un policía de la vieja escuela que ha sacrificado su matrimonio, su hijo y toda su vida personal por el trabajo. A pesar de la falta de apoyo de su departamento, Welles está decidido a atrapar a la escurridiza banda antes de que vuelva a dar otro golpe.

Mientras el grupo celebra su último audaz robo con un cóctel de lujo, Ghost (T.I.), un viejo camarada de armas recientemente liberado de prisión, les hace una propuesta irresistible. El único miembro del equipo que ha sido arrestado en un viejo golpe de la banda, afirma que tiene un plan que les dará dinero suficiente para dejar para siempre sus máscaras de esquí: el robo de un camión blindado que lleva más de 12 millones de dólares. Pero tienen solo cinco días para hacerlo, después de ese plazo la oportunidad se perderá para siempre.

A pesar de que dar un golpe a continuación de otro va en contra de las estrictas reglas de conducta del equipo, la atracción del dinero es mucha y deciden arriesgarse en un asalto a plena luz del día en una concurrida calle de Los Ángeles. Con solo un par de días para prepararse, el grupo pone en marcha un complicado esquema que, sin saberlo, los coloca en el camino de un grupo de la mafia ruso.

Al mismo tiempo, Welles descubre un complejo entramado de evidencias que lo conduce de un insignificante traficante de armas, a los rusos y finalmente... al jefe del grupo Gordon Betts. Sin tiempo, con viejas rivalidades, inesperadas traiciones, enemigos desconocidos y la simple mala suerte, el plan se complica, dando por resultado un mortal enfrentamiento que nadie esperaba.

La duración de la película es de 107 minutos.

LOS MEJORES PLANES

La historia de Ladrones comienza con Gabriel Casseus, un actor que nunca antes había escrito un guión. Después de una noche en el legendario Mann's Chinese Theater de Hollywood, a Casseus le llegó la inspiración. "La idea para la película me llegó de principio a fin", cuenta. "Pero no sabía cómo escribir un guión. Por casualidad había leído un guión escrito por Peter Allen un par de años antes. No conocía al tío y jamás había oído hablar antes de él, pero después de leer aquel guión me dije a mi mismo: 'Voy a dar con este tío y voy a escribir una película con él'".

Casseus buscó a Allen en Los Ángeles y cuando lo encontró le propuso que colaborasen en un guión sobre un grupo de ladrones de banco tecnológicamente sofisticados y de gran nivel de vida. "Tenía algunas ideas muy específicas", recuerda Allen. "Gabe quería que fuera sobre un grupo multirracial de tíos que vestían elegantes trajes y cometían crímenes de diseño, por lo cual jamás eran atrapados. Describió el robo que abre el filme con todos los detalles. Y yo le dije: 'Vale, esto puede funcionar'".

Allen le abrió una ventana al mundo urbano que encajaba con la historia como un guante. "Para mí, Peter representa a Gordon Betts, el viejo maestro ladrón interpretado por Idris Elba", opina Casseus. "Peter es de la vieja escuela y con mucha clase, con la sofisticada esencia de un Dean Martin o un Frank Sinatra".

Allen y Casseus le dieron forma a una compleja narrativa que ofrece el mismo tiempo a ambos lados de la ley, contraponiendo al ingenioso y carismático grupo de ladrones a los igualmente astutos e implacables hombres de la ley. "Tienes que tener grandes adversarios para que las cosas se pongan interesantes", asegura Allen. "Tus policías son tan buenos como los tipos a los que persiguen".

Mientras la pareja creativa le daba forma a las ideas, Casseus continuó trabajando como actor. Cuando obtuvo un papel en la película debut del director John Luessenhop, Lockdown, supo que había encontrado al perfecto defensor para el proyecto. "John y yo nos hicimos amigos y le di el guión", cuenta Casseus. "A él le gustó y se lo llevó a Clint Culpepper de Screen Gems, quien hizo que todo sucediera".

Con el apoyo de Culpepper, Luessenhop y su socio Avery Duff pulieron el guión. "Tener a alguien como John Luessenhop para pasarle nuestro guión fue apasionante", afirma Casseus. "Él entendió por completo cuál era nuestra visión. Siempre pensaba de qué manera nuestra historia podía ser mejorada. Aportó un increíble sentido visual al proyecto".

El productor ejecutivo Glenn S. Gainor consultó con Luessenhop a lo largo de todo el desarrollo que se extendió a lo largo de varios años. "Lograr hacer esta película es un sueño hecho realidad para John", asegura Gainor. "Discutimos el guión durante meses sin parar. Y es un tributo a Clint Culpepper y Screen Gems. De verdad fue uno de esos largos procesos de los que oyes hablar en los cuales el guión espera y espera hasta que finalmente ahí está".

Luessenhop y Duff reforzaron las estrafalarias caracterizaciones que Casseus y Allen pusieron en el guión. "A pesar de que esencialmente se trata de una historia de policías y ladrones, John y yo dedicamos mucho tiempo a asegurarnos de que se pudiera empatizar con todos", explica Duff. "Cada película tiene un argumento, pero esta también tiene corazón y eso es lo que la separa de muchos otros filmes del género. Todos los personajes son complejos. Una vez que el público sabe un poco quiénes son, están más inclinados a pensar: 'Ojalá se salgan con la suya'. Eso permite que todos se identifiquen y los acompañen a lo largo de toda la historia".

"Cuando comenzamos estábamos convencidos de que el público se engancharía más si empezaban estando de un lado y más tarde se sorprendieran alentando al otro bando", continúa Duff. "Así que en un principio estamos del lado de la policía que se supone tiene que detener el crimen. Pero luego descubrimos que el otro lado es tan guay, con tanto estilo y diversión que nos gusta estar con ellos. Pero en el curso de la historia hay una colisión y esa es la verdadera tensión de la película".

El guión completo es en parte una sofisticada película de atracos, en parte un estudio de personajes y por otra, acción trepidante. "El guión es divertido porque tiene de todo", cuenta Luessenhop. "Es una película de acción pero al mismo tiempo hay mucho sentimiento. Todas las buenas películas, no importa su género, deberían poder aportarle humanidad a sus personajes"

Esta premisa ha forzado a Luessenhop a dividir su tiempo entre el trabajo con los actores en el aspecto dramático y a crear el espectáculo visceral del filme, una combinación de tareas que el director ha apreciado enormemente. "Está llena de historias personales íntimas mezcladas con una acción tremenda en el inmenso escenario de diversidad que es Los Ángeles", explica el director. "Me encantó trabajar con la gente, esas increíbles escenas de acción y un gran trabajo de cámara. Es emocionante cuando sucede frente a ti y puedes decir: '¡Sí, lo hemos cogido!' Y me llegó de la misma forma cuando alguien como Matt Dillon logró hacer una jugada de béisbol fantástica en una escena. Quise saltar sobre él y abrazarlo".

Como guionista, Luessenhop se quiso asegurar de que cada uno de los actores principales tuviera un momento para lucirse. "Todos los personajes tienen un momento propio en la película, cuando logran o resuelven algo. Esa es una de las cosas que más me enorgullece de la historia y creo que es lo que ha atraído a muchos de nuestros actores".

Ocupar el doble papel de director y guionista le ha dado a Luessenhop una gran ventaja con el reparto, explica el productor Will Packer. "John tuvo la posibilidad de articular quiénes son los personajes. Tiene un gran manejo con los actores. En un espectáculo como este tenemos mucha testosterona -ocho actores protagonistas masculinos-, así que fue estupendo tener a alguien como John, con un verdadero espíritu pacífico. Tiene un gran equilibrio y es muy claro acerca de lo que quiere. Le habla a todo el mundo con respeto y creo que todos lo respetan por eso. Trabaja muy duro, es el primero que llega al rodaje y el último que se va".

Luessenhop le da el crédito a Packer porque le dio la libertad y el apoyo que necesitaba para hacer el filme que había visualizado. "Will Packer le dio muchísimo a esta película", asegura Luessenhop. "No creo de ninguna manera que hubiésemos conseguido el reparto que tenemos sin él. Yo estaba a cargo de la dirección y tomé mis propias decisiones, pero él siempre estaba disponible para contrastar ideas o sugerir mejoras. Estuvo siempre allí, en las trincheras, tratando de hacer la mejor película posible".

Packer tiene una larga historia de colaboración con Screen Gems, donde fue productor para el estudio de filmes entre los que se incluyen Stomp The Yard: Ritmo salvaje (Stomp The Yard), Obsesionada (Obsessed) y This Christmas para el estudio. Pero él afirma que Ladrones representó una nueva oportunidad. "Como productor, esta es mi primera película llena de acción. Tuvimos muchos decorados que tenían que ser pensados, preparados y diseñados. Disfruté supervisando un proyecto de esta magnitud y alcance".

"El público se va a enamorar de nuestro equipo", asegura Packer. "Y creo que se sumarán a su aventura. A través del triunfo y del fracaso, del amor ganado y perdido, estarán junto a ellos en cada uno de los pasos que den cuando traten de dar el último e imposible golpe".

Luessenhop espera que el público se marche de la película con una experiencia que trascienda el género. "Lo que de verdad me haría sentir orgulloso es que la gente viera mucho más que karate o explosión de coches", expresa el director. "Deseo que una vez que los componentes más viscerales se hayan difuminado permanezca algo emocional".

CANAL COMPRAS