• Inicio Sugerir Modificar

Historias de la edad de oro (Tales from the golden age)


Cartel de Historias de la edad de oro (Tales from the golden age)

Antes de las visitas de Ceausescu, los alcaldes de los pueblos tienen que esforzarse para que sus localidades destaquen y seguir también las órdenes más extravagantes de los activistas más energúmenos del Partido que hacen la inspección previa a la vista oficial. De acuerdo con las reglas internas del Partido Comunista, en las imágenes públicas, el presidente Ceausescu no puede quitarse el sombrero ante los representantes del corrompido mundo capitalista, incluido el presidente Giscard d'Estaing. Los comunistas pretendían haber exterminado el analfabetismo en la nueva sociedad, de forma que muchas personas obtenían su diploma sin haber asistido con regularidad a la escuela. En el tercer episodio, un entusiasta instructor político decide luchar contra el analfabetismo en un pueblo perdido. En el siguiente, un transportista de gallinas decide por primera vez abrir su camión sellado y descubre un vínculo entre los huevos, la Pascua y el amor conyugal. Un policía recibe como regalo de Navidad un cerdo vivo y decide que envenenarlo con gas es el mejor método para matarlo silenciosamente sin que lo adviertan sus vecinos y no tener que compartir con ellos semejante manjar. En la Rumanía de los años ochenta, Bughi y Crina se dedican a embaucar a la gente haciéndoles creer que toman muestras de aire para quedarse con las botellas de vidrio de los vecinos y venderlas.

     Título original: Tales from the golden age
     Año: 2009
     Duración: 155 min.
     Nacionalidad: Rumanía
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 17/12/2010
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 

Comentario

La idea

HISTORIAS DE LA EDAD DE ORO (TALES FROM THE GOLDEN AGE) se propone ofrecer una visión subjetiva y anticonformista de la Rumanía de los últimos años del comunismo a través de sus leyendas urbanas, desde el punto de vista de la gente común. Para los rumanos, esas leyendas urbanas son historias verdaderas que han ido transmitiéndose boca a boca. Eran el asunto principal de los chismes y discusiones durante las largas colas para conseguir comida.

El proyecto recrea la época de nuestra juventud durante los años ochenta de forma nostálgica y evocadora, a través de la música, el lenguaje, los objetos y los estereotipos de aquellos tiempos.

HISTORIAS DE LA EDAD DE ORO ofrece una visión de la supervivencia de una nación que tiene que afrontar cada día la lógica particular de la dictadura, revelando los aspectos cómicos de un régimen totalitario que se toma demasiado en serio.

La estructura

HISTORIAS DE LA EDAD DE ORO (TALES FROM THE GOLDEN AGE)está integrada por varias historias que tienen en común el humor y los detalles del periodo histórico: el único coche que aparece es el Dacia, la versión local del Renault 12; sólo hay dos horas de programas televisivos; todos roban del Estado; la comida es más valiosa que el dinero; hay que obedecer las órdenes del Partido por más absurdas que sean. La gente tiene una expresión sombría, pero en el fondo todavía está viva y quiere amar y ser amada.

HISTORIAS DE LA EDAD DE ORO, película de geometría variable, se presentó con un número distinto de episodios en Cannes, mientras que en Rumanía se proyecta como cuatro relatos sobre "la autoridad" y dos episodios como "leyendas de amor".

Abordaje creativo

Después de una proyección de 4 meses, 3 semanas y 2 días, un espectador me dijo que tenía la sensación de que estábamos haciendo películas destinadas cada vez más a los festivales que al público y me preguntó si podíamos hacer que eso cambiara. Le dije que sí. Decidí pues abrir el resto del proyecto HISTORIAS DE LA EDAD DE ORO (TALES FROM THE GOLDEN AGE) a varios directores rumanos, cineastas que tuvieran los años suficientes como para recordar el periodo en cuestión. Elegí las historias, escribí los guiones, me impliqué en la elección del reparto y en el montaje, me aseguré de que al final lográramos hacer una película con cierta coherencia, pero dejando a cada director con la libertad suficiente como para que empleara su propio lenguaje cinematográfico.

En las colas, durante los años del comunismo, no se sabía nunca lo que se iba a obtener al final, así que trasladamos este principio de incertidumbre a la película: según las proyecciones, presentaríamos una combinación distinta de episodios, de modo que si hablabas con alguien que hubiera visto un episodio distinto podías imaginarte lo que sentíamos en aquellas colas.

En mi opinión, HISTORIAS DE LA EDAD DE ORO (TALES FROM THE GOLDEN AGE) refleja el estilo de las películas italianas de los años sesenta y setenta: directas y divertidas, recuperando el cine como arte popular.

CANAL COMPRAS