• Inicio Sugerir Modificar

Cuestión de principios


Cartel de Cuestión de principios

El viejo Castilla está absolutamente convencido de saber lo que debe hacerse en cada ocasión donde intervienen la ética y los principios. Es de esas personas que pontifican y hasta antes de hablar esperan que haya absoluto silencio, dando una importancia extrema a todo lo que él mismo dice. Un hombre enchapado a la antigua podrán decir algunos, un perfecto caballero dicen las mujeres que trabajan con él, un auténtico pelotudo dicen sus compañeros de trabajo.

Un día Castilla se da cuenta de que tiene el número 148 de la antigua revista "Tertulias", justo el que le falta a su nuevo jefe Silva para completar una colección que mantiene como hobbie. Silva es un Yuppie que ha modificado íntegra la imagen de la empresa donde Castilla trabaja desde siempre y esto sumado a su juventud lo ha irritado un poco. Castilla, dando una de sus notables lecciones de moral, esta vez a su jefe, se niega a venderle este número de la revista, circunstancialmente frente a toda la plana mayor de la empresa. Aduciendo que es esa revista figura un artículo de la visita del príncipe "Humberto de Saboya" a la ciudad y que en la foto figura, entre tantos otros, su padre. "Porque no todo se puede comprar…Señor Silva"

     Título original: Cuestión de principios
     Año: 2009
     Duración: 110 min.
     Nacionalidad: Argentina
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 11/03/2011
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: A Contracorriente Films

 

Comentario

La mejor manera de explicar cómo se armó el guión de la película es transcribiendo parte de la nota que salió publicada en el diario Clarín el 16 de marzo de 2008 bajo el título:

"Lupi - Aleandro y Echarri: juntos por Fontanarrosa"

…..Todo empezó cuando Grande estrenó en su Rosario natal Rosarigasinos, su ópera prima, protagonizada por Luppi. Al estreno asistió Fontanarrosa, y Grande, fanático de sus cuentos, le dijo que quería filmar alguno. "Pero con dos condiciones, le dije, si es que se le pueden poner condiciones al Negro -recuerda Grande-. Quería que él lo escribiera conmigo, y que fuera él quien elija el cuento". Fontanarrosa eligió Cuestión de principios, y Grande -que estaba viviendo en Buenos Aires- se volvió a Rosario para trabajar el guión junto al Negro. Paralelamente le mandó el cuento a Luppi para ver si le interesaba participar en una futura película, y el actor lo leyó y le contestó: "Si Michael Caine no está, yo lo podría hacer".

CANAL COMPRAS