• Inicio Sugerir Modificar

Perdona pero quiero casarme contigo


Cartel de Perdona pero quiero casarme contigo

El amor entre Alex, un maduro agente publicitario de éxito, y Niki, que ahora tiene veinte años, sigue creciendo cada día más. Ya han pasado tres años desde que prometieron amarse para siempre. A pesar de la diferencia de edad, Alex está convencido de que Niki es la mujer con la que quiere casarse. Y al principio, Niki también está encantada con la idea. Pero a medida que se acerca la fecha de la boda, las dudas, los miedos e incluso la tentación, hacen acto de presencia. Hasta que, de repente, Niki hace lo impensable …

     Título original: Scusa ma ti voglio sposare
     Año: 2010
     Duración: 106 min.
     Nacionalidad: Italia
     Género: Comedia. Drama
     Fecha de estreno: 20/04/2011
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Emom

 

Comentario

Cómo ser Uno, sin perder la propia personalidad

La magia, pero también la dureza de la realidad. El amor es la belleza del cuento de hadas, pero también es el compromiso de un proyecto en común, que crece y se hace más fuerte cada día. Alex y Niki. La diferencia de edad no se puede negar, ni ignorar, porque no estaría bien. Pero tal vez eso les dé la oportunidad de volver a descubrir su unidad y complicidad, día a día, sin perder de vista su propia personalidad. Y luego viene el deseo de convertirlo en una promesa oficial, una promesa con muchos testigos, que habrá que renovar día a día.

Alex y la sorpresa de estar perdidamente enamorado de Niki. Estas palabras escritas con letras gigantes para que todo el mundo sea consciente de la fuerza de su amor. Y Niki dice que sí. Pero luego llegan los problemas, la organización del evento, las ideas, las dudas, los consejos que hay que escuchar y el cansancio. Porque lo único de lo que estás seguro es de tu amor, y debes protegerlo de lo más superficial, del peligro de no haberos entendido del todo, de las distancias repentinas que se disfrazan de rutina, de las ausencias y de todo lo que pone en peligro la vida en pareja. Eso también intenté explicarlo. Pero sin perder de vista el matrimonio como celebración. No solo la ceremonia, o sea, la recepción, y los regalos y las felicitaciones, etc.; sino la celebración desde el corazón, la ilusión de celebrarlo con los que más amas, la inmensa emoción de dos personas a punto de emprender un viaje en común.

CANAL COMPRAS