• Inicio Sugerir Modificar

La prima cosa bella


Cartel de La prima cosa bella

Bruno Michelucci, profesor de literatura en una escuela de hostelería de Milán, sobrevive a los recuerdos de una infancia de novela y a la belleza embarazosa de una madre vital y extravertida. Todo empezó en el verano de 1971, cuando, en la tradicional elección de la Miss del establecimento playero más popular de Livorno, Anna, su madre, fue coronada inesperadamente como la "mamá más bella del verano". A partir de entonces, llegan los problemas a la familia Michelucci, y vivir se convertirá en toda una aventura que va superando a Bruno hasta llegar a nuestros días, cuando Valeria, su hermana, decide reconciliar a Bruno con su pasado y con su madre.

     Título original: La prima cosa bella
     Año: 2010
     Duración: 111 min.
     Nacionalidad: Italia
     Género: Comedia. Drama
     Fecha de estreno: 22/07/2011
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 

Comentario

Para mí fue una experiencia emocionante hacer LA PRIMA COSA BELLA en la ciudad de la que he estado intentando escapar durante un cuarto de siglo. Aparentemente, yo no podía alejarme por completo. Livorno es como mi escenario personal, un poco como Newark para Philip Roth, Boulder para John Fante o el Rione Sanità [uno de los barrios más populares de Nápoles] para Mario Merola. Es una ciudad en la que gente común y corriente vive historias extraordinarias, que a mí me emociona contar y filmar.

Quizá sea porque estamos pasando momentos duros, en los que nuestra sociedad se ha llenado de desconfianza y resentimiento, o porque mi película anterior, Tutta la vita davanti, me ha planteado problemas contemporáneos perturbadores, en esta ocasión he preferido envolverme en el calor de esta historia, que habla de personajes que aprendemos a amar: el círculo de la vida con sus misterios duros pero felices, en una familia cualquiera.

En la película hay un deseo de firmar la paz con la vida, y de eso nos hemos ido dando cuenta a medida que íbamos haciendo la película, casi al verla terminada. Queríamos contar una cosa que quisiéramos mucho, pero no se puede hablar de autobiografía: ni yo soy Bruno, ni Anna es mi madre. Se trata de una historia que se cruza con la vida, que se mezcla con ella.

No quería hacer una película nostálgica, lo que más me importaba era sacar conclusiones en la actualidad, tanto es así que no se narra el pasado de forma elegíaca, hay violencia, pero la belleza y el encanto están en la mirada de la protagonista, una madre inconsciente pero fuerte, que se ha enfrentado al destino con confianza y unida a sus hijos por mucho amor, incluso demasiado. En momentos de desconfianza como éste, para mí era importante mirar las cosas con otra mirada, más libre y valiente. Y, por una vez, sin ninguna mirada a nuestra sociedad, sólo vibrantes pedazos de mi corazón.

CANAL COMPRAS