• Inicio Sugerir Modificar

Un cuento chino


Cartel de Un cuento chino

Roberto se topa con Jun en el momento en que este último es arrojado a la calle desde el interior de un taxi, tras haber sido asaltado por el chófer y sus secuaces. A partir de entonces comienza una forzada y extraña convivencia entre ambos, pues Roberto no habla chino y Jun ni una palabra de español. El ermitaño ferretero intenta dejarlo en una comisaría y luego en la embajada de China, pero nadie lo quiere recibir y no tiene más remedio que llevarlo a su casa pues, por encima de su apego a una vida solitaria se impone un sentimiento solidario que le impide dejar al oriental abandonado en la calle como un perro.

Comienza así una convivencia forzada, al tiempo que Roberto hace todos los intentos posibles para encontrar un nuevo alojamiento para Jun, intentos que siempre fallan por distintas causas, generándose situaciones llenas de comicidad.

La convivencia entre un occidental y un asiático, matizada por la presencia de Mari, una muchacha de campo que se ilusiona con enamorar a Roberto, mostrará que dos hombres muy diferentes, provenientes de las antípodas del mundo y de culturas distintas pueden ser prácticamente almas gemelas, unidas por un extraño destino común que ambos ignoran. Y en esta convivencia los dos hallarán el verdadero camino para encauzar sus vidas.

     Título original: Un cuento chino
     Año: 2011
     Duración: 100 min.
     Nacionalidad: Argentina, España
     Género: Comedia. Drama
     Fecha de estreno: 17/06/2011
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 

Comentario

¿Qué clase de historia cuenta esta película? Podría sintetizarse en una sola frase diciendo que es "la historia de un argentino y un chino unidos por una vaca que cae del cielo". También podría decirse que es la historia de dos hombres, un argentino y un chino, cuyas tragedias se cruzan en Buenos Aires, y de ese cruce resulta la clave que resuelve la vida de ambos. Un cuento chino es una historia universal, pero a la vez muy argentina. Universal porque habla de las cosas que nos angustian y duelen en el alma, algo que no tiene nacionalidad ni tiempo. Y muy argentina a la vez, porque su protagonista es un excombatiente de la guerra de las Malvinas. La premisa que me impulsó a escribir este guion y a emprender el recorrido de filmarlo es ésta: cuanto más lejos te escapes de vos mismo más cerca vas a estar de ti. Cuanto más te cierres dentro de ti, mayor será el golpe que te hará salir.

Esto es lo que les pasa a estos dos seres que provienen de las antípodas del mundo, y que, sin habérselo propuesto, serán el uno la salvación del otro y la posibilidad de seguir adelante cada uno con su vida. Este encuentro entre dos seres tan distintos habla de aspectos del alma humana como el abandono, la soledad y la necesidad de supervivencia. El tono de este cuento es básicamente el de una comedia dramática. La mirada sobre ambas tragedias, la del argentino y la del chino, está teñida de humor y por ese camino transita de principio a fin.

Desde el punto de vista estético, es una película que se contará con mucho detalle visual, pues el protagonista argentino vive en un ambiente detenido en el tiempo, lo que implica recrear en su casa una atmósfera y un mundo en el que cada detalle hablará de él. Esta narración, además de un minucioso trabajo de arte, requiere un enfoque muy especial de la luz, ya que se trata de combinar la nostalgia con el humor, y la oscuridad con la posibilidad cierta de un futuro. La luz y el arte tienen un inmenso poder en el impacto emocional que alcance el relato. Deben acompañar de forma muy complementaria a la actuación. En cuanto al tono de la actuación, voy a plantearlo de forma absolutamente naturalista. El humor está en la mirada que se le propone al espectador y no en un tono actoral que se escape del más absoluto naturalismo y verosimilitud. Y siendo éste mi tercer largometraje, me siento en el momento justo y con la madurez profesional necesaria para llevar adelante este proyecto.

CANAL COMPRAS