• Inicio Sugerir Modificar

El fin es mi principio


Cartel de El fin es mi principio

Al final de su agitada vida, Tiziano Terzani; aventurero, apasionado periodista y autor de renombre, se retira junto a su mujer Angela en la casa que la familia tiene en la Toscana. Quiere morir en su país de origen y en paz consigo mismo. Se prepara para cerrar el círculo de la vida, pero antes pide a su hijo, que vive en Nueva York, que venga a visitarlo por última vez. Quiere contarle la historia de su vida; su infancia y juventud en Florencia, las tres décadas que pasó como corresponsal asiático para la revista alemana DER SPIEGEL. También desea contarle el transcendental viaje que emprende hacia la espiritualidad, tras haberle sido diagnosticado un cáncer, en donde llega a encontrarse a sí mismo. O los tres años que pasó junto a un sabio en el Himalaya y que se convirtieron en una experiencia clave en su vida.

Eso fue lo que le permitió afrontar la muerte con calma. No obstante, antes de morir quiere transmitir su legado a su hijo Folco. Tras las conversaciones que mantienen, se crea una gran complicidad entre padre e hijo y, poco a poco, las tensiones entre ellos van disminuyendo. Después de la muerte de su padre, Folco esparce sus cenizas en la cima de una montaña y deja que el viento se las lleve. Más tarde publicará el libro que su padre le pidió escribir: El fin es mi principio.

     Título original: Das ende ist mein anfang
     Año: 2010
     Duración: 98 min.
     Nacionalidad: Alemania, Italia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 15/07/2011
     Distribuidora: Karma Films Spain

 

Comentario

A Ulrich Limmer le interesaron sobre todo tres aspectos del libro de Tiziano Terzani: la intensa relación entre padre e hijo, los pensamientos acerca de la muerte, y el mensaje que Terzani quiere transmitir: "El hombre puede cambiar, y si cambia también puede cambiar al mundo".

A Limmer le interesó especialmente la visión optimista de Terzani que le ayudó a seguir adelante con su vida pese a las circunstancias. "Puedes hacer algo, puedes cambiar algo. Con estas palabras se cierra el círculo para Tiziano Terzani, y al mismo tiempo, también para el espectador," dice Limmer. Y añade: "El espectador sale del cine con una revelación."

También le apasionó el personaje en sí: "Tiziano era un contemporáneo asombroso y su estímulo era el deseo de cambiar algo. Sabía ponerse en escena y se representaba a sí mismo maravillosamente. Era un hombre apegado a la estilización. Su apariencia, primero con ropa blanca y bigote negro y, más tarde, con el pelo largo y la barba blanca, le dieron un aspecto imponente hasta el final.

El productor Ulrich Limmer y el director Jo Baier sabían desde el principio qué actor querían para interpretar a Terzani: Bruno Ganz. Su representante Erna Baumgarnter les apoyó en su decisión. Cuando leyó el libro dijo: "¡Esto lo tiene que interpretar Bruno!" El director y el productor se reunieron con Bruno Ganz, un gran admirador de las películas de Jo Baier y que llevaba tiempo queriendo trabajar con él. "Cuando se enteró de que la película se iba a filmar sin retrospectivas o viajes a Asia y que solo narraría la historia del padre y el hijo en casa de los Terzani, sus ojos se iluminaron," cuenta Limmer.

CANAL COMPRAS