• Inicio Sugerir Modificar

Naufragio


Cartel de Naufragio

Robinson naufraga frente a las costas de Almería. Con dificultad, consigue llegar a la orilla y salvar la vida. La mente de Robinson está repleta de voces, espíritus que le confunden y le gobiernan. Para liberarse de ellos tendrá que cumplir una misión: matar a un hombre. Es un ser anónimo y un proscrito, pero no como el resto de inmigrantes subsaharianos.

     Título original: Naufragio
     Año: 2010
     Duración: 95 min.
     Nacionalidad: España, Alemania
     Género: Drama. Fantástico
     Fecha de estreno: 17/06/2011
     Calificación: Mayores de 7 años

 

Comentario

Base documental del proyecto

La inmigración ilegal es uno de los problemas más graves a los que se está enfrentando España en los últimos tiempos. De entre los miles de inmigrantes que llegan a nuestro país de diversas formas, cientos de ellos, sobre todo inmigrantes subsaharianos, lo hacen en cayucos o pateras. Muchos no lo consiguen y mueren en el viaje, muchos otros llegan exhaustos a nuestras costas esperando encontrar aquí un nuevo futuro. Pero muchas veces ese futuro o no existe, puesto que son devueltos a sus países de origen, o es mucho peor de lo que ellos esperaban.

Base conceptual

La realidad de estos inmigrantes es para los españoles un cliché, puesto que su retrato se forma exclusivamente a través de los medios de comunicación. Pocas veces hay un contacto directo con estas personas. Se forman así los guettos, y aparece un rechazo a lo diferente, al extranjero.

Esta película quiere intentar romper el cliché del inmigrante como figura genérica. Parece como si todos ellos fueran la misma persona; gente básica y primaria, repleta de sueños ingenuos que se desvanecen al entrar en contacto con la fría realidad europea.

NAUFRAGIO no quiere hacer un retrato social de esta gente, puesto que creo que este sería un retrato parcial y limitado. NAUFRAGIO es una película SIMBOLISTA. Los elementos de la historia no representan únicamente una realidad reconocible sino que funcionan como símbolos. La película se podría parecer más a una alegoría que a una película de realismo social europeo.

Me he dejado llevar por la imaginación y he trabajado desde la individualidad de uno de estos inmigrantes, alejándolo de la visión paternalista europea que tenemos sobre la inmigración. Todos creemos conocer cómo viven y cómo sienten estas personas, pero casi nadie convive ni habla con ellos. ¿Por qué creemos entonces que son todos iguales?

El conflicto más interesante que me vino a la mente al comenzar este proyecto fue el conflicto cultural, no el económico o social. Muchos inmigrantes proceden de países con culturas animistas y basadas en la magia, como Togo, Benín o Nigeria. En esos países el vudú y los rituales mágicos tienen una fuerte presencia y transforman la realidad de las personas. La energía del "más allá" influye en la vida y la transforma. La magia es real, palpable, y afecta al mundo en el que viven. Me gusta pensar que esa energía arcaica y ancestral pueda viajar a Europa por vía de esos inmigrantes y que gracias a ellos entremos en contacto con una fuerza perdida hace miles de años.

Robinsón sería un vehículo de esa energía mágica, del poder de los espíritus, hacia nuestra cultura. Robinsón es un médium, un vínculo entre dos mundos por partida doble; por un lado el de los espíritus con el mundo de los vivos y por otro el de Europa con el África más profunda. Robinsón no es entonces un inmigrante más, no es un numero en las listas de atención social, no es un extraño con el que nos cruzamos cada día en nuestras ciudades, que vende en puestos callejeros… es una fuerza poderosa hacia la imaginación, un contacto con la magia y el misterio primigenios.