• Inicio Sugerir Modificar

Los amos de Brooklyn


Cartel de Los amos de Brooklyn

Infeliz con su matrimonio, Eddie se refugia en el whiskey y recurre a una joven prostituta de nombre Chantel. A siete días para jubilarse, su anodina veintena de años en el cuerpo está a punto de tocar a su fin sin incidentes de relevancia cuando se le pide prepare a unos nuevos efectivos. En esos siete días, Eddie va a tratar de redimir toda una vida y una carrera que nunca han conocido la realización.

Sal lleva doce años de oficio y trabaja en narcóticos. Siempre con dificultades para llegar a final de mes, con su esposa en cinta y cinco hijos a cuestas, todas sus esperanzas se concentran en una 'casa de ensueño' fuera del alcance del bolsillo de un policía. Sin embargo, But es un abnegado padre y esposo que no concibe siquiera la posibilidad de decepcionar a su joven familia, por lo que pone toda la carne en el asador con miras a alcanzar ese sueño.

Tango lleva trabajando los tres últimos años como topo en medio de traficantes de drogas y asesinos, incluso con nueve meses en prisión. Ahora casi es más gángster que policía aunque anhela regresar a su anterior vida antes de que sea demasiado tarde. Cuando sus superiores le ofrecen el ascenso que tanto lleva esperando, Tango lo entiende como una oportunidad única para recuperar a su esposa. Todo cuanto se espera de él es que meta entre rajas a su mejor amigo, Caz; una decisión que le atormenta y que cada vez le sitúa más cerca de su límite de resistencia.

     Título original: Brooklyn's finest
     Año: 2009
     Duración: 125 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Acción. Drama
     Fecha de estreno: 16/09/2011
     Distribuidora: Emom

 

Comentario

Brooklyn's Finest es un film que se ha hecho una realidad "por puro azar", comenta el guionista debutante Michael C. Martin. Habiendo trabajado en el metropolitano como responsable de señalización con la Autoridad Metropolitana del Transporte, Martin devino guionista tras herirse en un accidente de automóvil en 2005. Durante su convalecencia, se vio en la necesidad de hallar un modo de lograr ingresos extras con miras a sustituir el auto que perdió en el accidente.

Navegando por Internet, se topó con un concurso de guionistas cuyo premio consistía en 10.000 dólares en metálico. Aunque nunca antes había escrito nada, en sus tiempos de estudiante se había matriculado en el Departamento cinematográfico de la Universidad de Brooklyn, un curso que nunca completó. A decir verdad, jamás confió en que surgiera una película de su guión, sin embargo, decidió sentarse y ponerse a escribir en torno a una idea que finalmente devino Brooklyn's Finest. "Disponía de todo aquel tiempo libre y pensé que era el mejor modo de lograr un auto nuevo, así que me puse a escribir y acabé el último día que quedaba para la entrega; salté al metro y entregué el guión justo a tiempo" --recuerda Martin.

CANAL COMPRAS