• Inicio Sugerir Modificar

Wilaya


Cartel de Wilaya

Fatimetu vuelve a la Wilaya de Smara al entierro de su madre, después de 16 años viviendo en España. Allí se reencuentra con su hermano Jatri, quien espera su primer hijo de su mujer Aichetu, y con su hermana Hayat, minusválida.

Jatri le comunica que ha heredado la Jaima familiar y a su hermana enferma. Fatimetu acepta a desgana la última voluntad de su madre, aunque no sabe bien cómo hacerse cargo de una inválida ya que apenas puede cuidar de sí misma.

Ambas hermanas luchan para adaptarse a la nueva situación. Fatimetu compra con sus ahorros un todoterreno usado y se convierte en la primera mujer que trabaja de conductora en la Wilaya, Hayat será su guía y acompañante para distribuir alimentos en las distintas Wilayas.

En sus vidas, a través de su trabajo, se cruzarán con historias de la nueva generación de saharaui: la de SAID, abandonado por su padre que se fue a España y no ha regresado; la joven Amal que regresa de Cuba a la Wilaya para casarse con su primo por indicación de sus padres.

     Título original: Wilaya
     Año: 2012
     Duración: 88 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 04/05/2012
     Calificación: Todos los públicos
     Distribuidora: Wanda Films

 

Comentario

Un campo de refugiados siempre es una tierra provisional, donde los animales deambulan como las personas. Donde la miseria tiene un orden extremadamente desordenado. Donde caminas siempre acompañado y todos te miran con extrañeza y pensando en que tú si te irás pronto… Sus miradas piden ayuda y no sabes que hacer y es cuando descubres que en la Wilaya caminan entre lagrimas de arena porque de un campo de Refugiados no se puede salir. Aunque ahora este lleno de móviles que comunican con rapidez la tristeza y el dolor de vivir de donde quieres huir.

Tras muchas visitas a los campamentos saharauis, descubrí que las verdaderas víctimas del conflicto eran los seres humanos nacidos en el exilio, los jóvenes de hoy: la nueva generación saharaui que crece mezclada entre culturas propias y occidentales y que construyen su futuro de vida a medida que se alarga el tiempo; los que han crecido con la economía de la solidaridad - me sorprenden todos estos años de ese, para mi extraño, movimiento solidario que educa a jóvenes entre padres originarios y padres de acogida.