• Inicio Sugerir Modificar

Miel de naranjas


Cartel de Miel de naranjas

Andalucía, años cincuenta. Enrique y Carmen, que acaban de conocerse, se enamoran profundamente. Carmen consigue que su novio se quede a prestar el servicio militar en un juzgado de la ciudad. Enrique, a la vista de las injusticias que presencia cada día, se da cuenta de que para cambiar el rumbo de las cosas tiene que actuar. Pronto se verá involucrado en arriesgadas acciones que pondrán en peligro su vida y la de sus compañeros.

     Título original: Miel de naranjas
     Año: 2012
     Duración: 100 min.
     Nacionalidad: España, Portugal
     Género: Histórica.
     Fecha de estreno: 01/06/2012
     Distribuidora: Alta Films, S.A.

 

Comentario

En el año 2009 fui jurado del Premio Julio Alejandro de guiones y Miel de naranjas, estupendo guión de Remedios Crespo, se alzó con el premio por unanimidad. Ese fue mi primer contacto con el proyecto. Luego, año y medio después, recibí una llamada de Enrique González Macho ofreciéndome la dirección de la película. No me hizo falta volver a leerlo para decir que sí. Lo tenía muy presente todavía a pesar de mi mala memoria.

¿Por qué me había subyugado tanto? En primer lugar porque narra una historia potente, bien estructurada y que atrapa de principio a fin. Que te ofrezcan dirigir un guión que cumple de entrada estas premisas no es nada fácil. Además trata un tema muy atractivo para mí: la lucha clandestina durante la dictadura de Franco. Pero una lucha clandestina urbana ambientada en Andalucía a principios de los cincuenta. No hay muchos referentes en nuestra cinematografía a este tipo de lucha urbana. Se han tratado mucho más las historias de maquis y su supervivencia en las montañas. MIEL DE NARANJAS bebe de otras fuentes, se asemeja más a las películas sobre la resistencia francesa, subgénero que me apasiona y que ha dado grandes películas.

En nuestra historia, basada en hechos reales, un joven soldado que realiza el servicio militar en Andalucía, Enrique, descubre los horrores cotidianos de la represión franquista y decide pasar a la clandestinidad. Pero la relación con su novia, Carmen, que le ha "enchufado" en el juzgado militar a través de su tío, Don Eladio, lo complica todo. Esta mirada "inocente" de nuestro protagonista, Enrique, vertebrará también otras historias colaterales.

Remedios Crespo siguió trabajando el guión en sucesivas versiones a medida que profundizábamos en la preparación de la película, con las localizaciones y el reparto, hasta llegar a una versión definitiva. Ha sido un lujo contar con su trabajo hasta el momento mismo de rodar.