• Inicio Sugerir Modificar

El dictador


Cartel de El dictador

Rico en petróleo y bastante aislado, el estado norteafricano de Wadiya lleva siendo gobernado por el vehementemente anti-occidental Aladeen desde que éste tenía seis años, cuando fue nombrado Líder Supremo tras la desafortunada muerte de su padre, muerto por desgracia en un accidente de caza, alcanzado por 97 balas y una granada de mano.

Desde que accedió al poder absoluto, el consejero de más confianza de Aladeen es su tío Tamir, quien ejerce de Jefe de la Policía Secreta, Jefe de Seguridad y Proveedor de Mujeres. Por desgracia para Aladeen y sus consejeros, el muy vilipendiado Occidente ha comenzado a meter las narices en los asuntos de Wadiya, y las Naciones Unidas han sancionado repetidas veces al país en la última década, pero el Dictador no va a consentir que un inspector del Consejo de Seguridad entre en sus instalaciones secretas de armamento... ¿es que acaso no saben lo que quiere decir "secreto"? Pero después de que un intento de asesinarle le cueste la vida a otro de los acólitos del Líder Supremo, Tamir convence a Aladeen de que vaya a Nueva York a solucionar la cuestión de las Naciones Unidas.

Y así, el general Aladeen, Tamir y su séquito llegan a Nueva York donde no son muy bien recibidos, pues la ciudad está repleta de exiliados de Wadiya cuyo mayor deseo es ver a su país libre del despótico régimen de Aladeen.

     Título original: The dictator
     Año: 2012
     Duración: 83 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 13/07/2012
     Distribuidora: Paramount Spain

 

Comentario

El multipremiado guionista, actor y cineasta Sacha Baron Cohen se gana la vida gracias al choque intercultural. Ya sea como un rapero jamaicano británico presentando un programa de entrevistas, un reportero ligeramente ingenuo de la televisión de Kazajstán o un desinhibido diseñador de moda austriaco, Baron Cohen se dedica a buscar humor y lucidez en la a menudo incómoda colisión de puntos de vista y estilos de vida tremendamente diferentes. Su estupenda y merecidamente famosa serie de la televisión británica pasó arrolladoramente a los cines británicos. Su consiguiente e imparable transición a Hollywood se llevó a cabo gracias a una película del director Larry Charles, quien volvió a colaborar con Baron Cohen en el proyecto de su secuela (y ahora, una vez más, en El dictador).

Larry Charles comenta: "Cuando hicimos Brüno nos quedamos alucinados, porque pensamos que después de Borat ya nunca íbamos a lograrlo de nuevo. Y entonces maquillamos a Sacha como Brüno, con su peinado y su ropa, y nos fuimos a dar una vuelta con él por Los Ángeles, pero seguíamos pensando que nos iban a disolver en dos segundos. Pero en general, nadie le reconoció. Tenía un aspecto muy diferente, y hay un componente físico fascinante en todo esto. Es como cuando alguna gente es testigo de un crimen, pero luego resulta que lo que vieron no es lo que sucedió en realidad. La gente no se fija tanto en las cosas como uno podría pensar. Y cuando alguien como Brüno va andando por la calle, tienen tendencia a no mirarle a los ojos, no quieren mirarle muy de cerca. Así que nos aprovechamos de eso, y metimos a Brüno en todas esas situaciones sin ser descubiertos jamás".

CANAL COMPRAS