• Inicio Sugerir Modificar

Somos la noche


Cartel de Somos la noche

Lena, una joven berlinesa de 20 años se las arregla como ratera. En uno de sus "trabajos" nocturnos en un club de mala muerte, conoce a Louise, de 250 años de edad. No dejes que su edad te engañe. Louise es una glamurosa tigresa, quien no sólo es la dueña del club, sino que además lidera un inusual trío de vampiresas que completan la "joven" Nora y la elegante Charlotte. Louise se enamora perdidamente de Lena y la muerde durante su primera noche juntas. Una vez mordida, Lena descubre la maldición y la bendición de su nueva vida eterna. Se deleita en el glamour, las fiestas y la libertad infinita. Pero rápidamente descubre que la sed interminable y el apetito asesino de sus nuevas amigas tienen un alto precio.

Cuando el inspector jefe de la policía de Berlín, Tom Serner, empieza a investigar a las mujeres, es sólo cuestión de tiempo que los acontecimientos desencadenen en una espiral fuera de control.

     Título original: Wir sind die nacht
     Año: 2010
     Duración: 100 min.
     Nacionalidad: Alemania
     Género: Drama. Terror
     Fecha de estreno: 21/09/2012
     Calificación: Mayores de 12 años
     Distribuidora: Vertigo Films

 

Comentario

Los vampiros viven eternamente, y a veces puede costar una eternidad llevar sus aventuras a la gran pantalla. Prueba de ello, la historia épica de chupasangres berlinesas SOMOS LA NOCHE. “Tenía 23 años cuando tuve la idea para esta película”, comenta Dennis Gansel, guionista y director, “y tendré 37 cuando finalmente se estrene en Octubre de 2010”. El proyecto nació en un apartamento compartido por los estudiantes de cine Dennis Gansel y Christian Becker. Ambos estudiantes se matricularon en la escuela de cine HFF de Munich en 1994 y trabajaron juntos en el cortometraje The wrong trip, que se proyectó antes del film Muerte súbita en 700 salas, y acabó convertido en todo un éxito underground que consiguió cimentar aún más su amistad. En septiembre de 1996, Dennis Gansel sugirió una idea para una película a Christian Becker que les tendría ocupados los siguientes catorce años. Dos experiencias le dieron la idea a Dennis: “Mi novia estudiaba teatro en esa época y tenía una foto suya muy sexy en blanco y negro que me recordaba a un vampiro”, recuerda el director. “El otro momento clave fue mi visita a Berlín verano de 1996, cuando conocí esa arquitectura decadente y Victoriana en la zona de Schlesisches Tor y visité algunos clubs de la época como el Tresor o el WMF.”

CANAL COMPRAS