• Inicio Sugerir Modificar

Sólo es el principio


Cartel de Sólo es el principio

SOLO ES EL PRINCIPIO es una película documental sobre clases de Filosofía para Niños, captado con calidez y sensibilidad, en la senda de Ser y tener de Nicolas Philibert, que promueve a la reflexión sobre nuestra capacidad ética, social y humana, y sobre la importancia de una buena educación desde la infancia. Los expresivos y vitales protagonistas se llaman Azouaou, Abderhamène, Louise, Shana, Kyria o Yanis. Tienen entre 3 y 4 años cuando, juntos, exponen libremente, con sus emociones y contradicciones, sus ideas sobre el amor, la libertad, el liderazgo, la inteligencia, la muerte... A lo largo de un curso, sentados en un círculo alrededor de una vela encendida, con ayuda de su maestra Pascaline, aprenden a expresarse, a escucharse mutuamente y a conocerse mejor. Entre todos hacen filosofía, reflexionan sobre temas importantes, a menudo olvidados en nuestra sociedad. No hay estudiantes buenos ni malos: lo fundamental es pensar por sí mismos. Los niños hablan con sus propias palabras, llenas de espontaneidad, humor, lógica y poesía; cargadas en muchas ocasiones de un increíble y envidiable sentido tolerante y cívico. Ellos son nuestro futuro.

     Título original: Ce n’est qu’un début
     Año: 2010
     Duración: 98 min.
     Nacionalidad: Francia
     Género: Documental.
     Fecha de estreno: 07/09/2012

 

Comentario

En abril de 2007, Cilvy Aupin escucha la radio en su coche y oye al filósofo Michel Onfray afirmar lo siguiente: "Todos los niños son filósofos, pero solo unos pocos continúan siéndolo". La futura productora de SOLO ES EL PRINCIPIO se hace una pregunta: "Efectivamente, los niños reflexionan (basta con pensar en algunos de sus comentarios), pero ¿cómo se puede profundizar en estas reflexiones? Y, sobre todo, ¿qué puede ser la Filosofía para Niños?"

Indaga en Internet y no tarda en averiguar que hay personas por toda Francia interesadas en el tema. Más aún, un grupo de investigadores lo estudia desde hace tiempo. "Me pareció apasionante. No entendía por qué, pero sentía la necesidad de ir más allá y conocer a personas atraídas por la idea". Descubre la colección "Les Petits albums de philosophie" (Los pequeños álbumes de filosofía), publicados por Autrement, con los que el joven lector puede reflexionar, ayudado por el personaje Ninon, acerca de nociones delicadas como la felicidad o la verdad. Mientras intenta comprar los derechos para una posible adaptación de dibujos animados, se entera de que el grupo Bayard ofrece herramientas y una sección llamada "Los pequeños filósofos" para la puesta en marcha de talleres de filosofía en la educación infantil, y concretamente en una escuela del departamento de Seine-et-Marne, a unos 60 km al este de París.

"Tres meses después de haber oído a Michel Onfray por la radio, escuché a Pascaline contarme cómo había empezado a hacer filosofía en su clase y lo asombrada que se quedó ante los intercambios de alumnos de 4 a 5 años". Cilvy Aupin siente el imperioso deseo de instalar dos cámaras en el aula de Pascaline Dogliani y se pone en contacto con Isabelle Duflocq, la directora de la escuela Jacques Prévert.

CANAL COMPRAS