• Inicio Sugerir Modificar

Salvajes


Cartel de Salvajes

Dos emprendedores de Laguna Beach, Ben un budista pacífico y caritativo, y su mejor amigo Chon, exmiembro de las fuerzas especiales (SEAL) de la Marina estadounidense y exmercenario, han montado un lucrativo negocio casero: plantar y vender una de las mejores marías que jamás se ha obtenido. También comparten un amor único con la extraordinaria y bella Ophelia. Llevan una vida idílica en este pueblecito del sur de California hasta que se instala un cártel mexicano de Baja California y exige que el trío se asocie con ellos.

Pero la despiadada jefa del cártel y su brutal matón Lado no toman en cuenta la fuerza del vínculo que une a los tres amigos. Ben y Chon, con la ayuda que les proporciona a regañadientes un escurridizo y nada limpio agente de la DEA, deciden librar una guerra imposible contra el cártel. Así, empieza una serie de maniobras y estratagemas cada vez más salvajes en un enfrentamiento donde ambas partes se juegan mucho.

     Título original: Savages
     Año: 2012
     Duración: 131 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Intriga. Drama
     Fecha de estreno: 28/09/2012
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Comentario

Desde el provocador primer capítulo, hasta la última y lírica página, la osada novela Salvajes, de Don Winslow, publicada en 2010, cautivó a los lectores y a la crítica. El autor reconoce que el origen de la novela no fue habitual: "Un día estaba sentado delante de mi mesa, de muy mal humor, y tecleé dos palabras que iban a convertirse en el célebre primer capítulo de la novela. Inmediatamente después escribí 14 páginas sin levantar la vista de la pantalla y se las mandé por correo electrónico a Shane [el coguionista y productor ejecutivo de la película, Shane Salerno], diciéndole: 'Dime si esto es muy bueno o si me he vuelto loco'". Unos minutos después llegó la respuesta: "Deja todo lo que estás haciendo y acaba el libro mientras estés en esa vena".

La novela de Don Winslow demostró que las reglas están para romperlas y acabó escribiendo varios capítulos de Salvajes como si se tratara de un guión. "Intentaba superar los confines habituales del género negro tal como se ha definido últimamente", explica el autor. "Empecé a mover las piezas y había momentos en que pensaba: 'Es mejor leerlo o verlo como si se tratara de una película en vez de una novela'".