• Inicio Sugerir Modificar

Las sesiones


Cartel de Las sesiones

Habiendo sobrevivido a un ataque de poliomielitis infantil, O'Brien pasa una gran parte de su tiempo en un pulmón de acero que abandona tan sólo unas pocas horas a la semana. La mayoría de las personas encuentran difícil imaginar que él pudiera llevar una vida amorosa normal, pero no ser normal no detuvo a Mark. Descubriendo el humor, el optimismo e incluso la fe que oculta su delicada situación, Mark está decidido a probar cuanto le sea posible de la vida, incluidos los placeres físicos y emocionales que le han dado esquinazo. En consecuencia, toma la audaz decisión de dejar de soñar en el amor y contratar a una profesional: una asistente sexual que pueda darle una oportunidad de experimentar la intimidad a su propia e inimitable manera.

     Título original: The sessions
     Año: 2012
     Duración: 95 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 21/12/2012
     Calificación: Mayores de 16 años
     Distribuidora: 20Th. Century Fox Home Entertainment Epaña, S.A.

 
Nominaciones:
Oscar. Mejor actriz de reparto 2013

Comentario

El artículo de Mark O'Brien, "On Seeing a Sex Surrogate", constituyó efectivamente el boceto del guión cinematográfico de Las Sesiones, pero mi percepción del contenido y los personajes fueron cambiando y ampliándose a medida que progresaba la odisea. Por ejemplo, siguiendo la pista de los derechos del artículo, me tropecé con una de las más gratificantes ironías del relato de Mark: que lo que él pensó que nunca ocurriría, efectivamente sucedió.

Mark había abandonado toda esperanza de llegar a mantener alguna vez la clase de relación íntima y duradera con una mujer de la que parecen disfrutar las personas que no son discapacitadas y expresó todo ello en su artículo. Su tono era triste, descorazonado y pesimista, pero el melancólico final que escribió tuvo un inesperado y feliz colofón: su nombre era Susan Fernbach.

Durante los últimos años de la vida del periodista, Susan fue su amante, compañera y colaboradora literaria. Ella describió como mágico el tiempo que pasaron juntos. Aparte del positivo final que ella representó, su profunda comprensión y sus observaciones íntimas sobre Mark hicieron posible crear un personaje cinematográfico diferente y más complejo que el que, de otra forma, yo habría sido capaz de concebir.

El otro acontecimiento que cambió de forma notable mi enfoque del guión fue encontrar y llegar a conocer a Cheryl Cohen-Greene, la asistente original, que actualmente es abuela y continúa ejerciendo su oficio. Su franqueza y el detalle de sus recuerdos me ayudaron a redefinir una película biográfica convirtiéndola en una película sobre relaciones que, al escribirla, me inspiró mucha más confianza.

Creo que existe una suposición popular de que la realización cinematográfica es divertida. No sé de dónde ha sacado la gente esa idea. Sin duda, la expectativa puede resultar divertida y, en ocasiones, el fruto puede igualmente serlo pero, para mí, el rodaje real está habitualmente lleno hasta arriba de tensión; cada día está salpicado de conflictos y malos entendidos y es un alivio volver a casa y meterse en la cama.

Pero Las Sesiones fue la excepción que confirmó la regla. El rodaje de esta película constituyó una experiencia singular. Rebasaba la diversión, fue una ocasión feliz y darle fin resultó dolorosamente triste.

CANAL COMPRAS