• Inicio Sugerir Modificar

La barbacoa


Cartel de La barbacoa

La Barbacoa es una película documental donde la ficción se mezcla con la realidad, reflejando la actitud humana con relación a su propia alimentación, consumo, hábitos y conocimiento de la cadena alimenticia desde el nacimiento del ser vivo que será transformado en producto final de consumo, pasando por su existencia y su muerte anunciada. Distintas posiciones socio- culturales : religión, política, industria y educación, siendo entrevistadas personalidades que a través de su posición social trasmiten su visión antropológica de la alimentación humana.

     Título original: La barbacoa
     Año: 2011
     Duración: 82 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Documental. Drama
     Fecha de estreno: 21/12/2012
     Distribuidora: Versus Entertainment Cine

 

Comentario

Comentarios como: “en mi casa siempre está llena la nevera, nunca falta de nada”, “este año me han regalado un jamón por Navidad”,” pero que más da, si al fin y al cabo sólo es un animal...”Son innumerables expresiones y frases repetidas día tras día, semana tras semana, mes tras mes, año tras año, las que describen la relación que nuestra sociedad tiene con el consumo alimentario en general y con el uso de otras especies animales en particular. Este lenguaje lo hemos asumido y quizás para muchas personas pasa desapercibido aunque no para mí; en mi opinión todo va dirigido a una misma dirección: hacia el “CONSUMO”en mayúsculas y, en concreto, al consumo excesivo de carne y pescado.

Año 2010, la humanidad sigue divida en dos fracciones, una tiene excedente de alimento y la otra falta de alimento, el modelo de consumo lleva a la desigualdad social y a la destrucción del planeta. Existe una explotación atroz de todos los recursos naturales y de los seres vivos. Los humanos siguen matando a los seres inferiores para alimentarse, deciden sobre su vida sin importarle su existencia, actuando sin conciencia, sin ética ni moral; las multinacionales de la alimentación siguen manipulando a la sociedad con valores falsos y engañosos, sólo les importa una cuestión: pagar el mínimo por las materias primas para vender su producto ganando el máximo. Desde los estamentos científicos y de pensamiento se defiende, ya hace tiempo, una alternativa biocentrista hacia una relación con la naturaleza y las demás especies animales que no sitúen al hombre como rey y señor, dueño de todo.

Es totalmente posible la alimentación sostenible, sin que el hecho de matar sea necesario.