• Inicio Sugerir Modificar

La jungla: un buen día para morir


Cartel de La jungla: un buen día para morir

McClane llega a Moscú para averiguar el paradero de su hijo, Jack que en su momento se alejó de él, y se queda atónito al descubrir que trabaja clandestinamente para proteger a Komarov, un delator de la corrupción imperante en el gobierno. Los McClane, que se juegan el cuello en la empresa, se ven obligados a superar sus diferencias para poner a Komarov a buen recaudo y frustrar un delito potencialmente desastroso en el lugar más desolado de la Tierra: Chernobyl.

     Título original: A good day to die hard
     Año: 2013
     Duración: 96 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Acción. Intriga
     Fecha de estreno: 15/02/2013
     Calificación: Mayores de 12 años
     Distribuidora: 20Th. Century Fox Home Entertainment Epaña, S.A.

 

Trailer:

Comentario

"¡ESO ESTÁ en la película!" grita con regocijo el director John Moore después de haber dicho "¡Corten!". El aire se despeja lentamente de humo, polvo y pólvora mientras los actores abandonan la sala y el equipo técnico da comienzo a la nada envidiable tarea de limpiar los destrozos. Bruce Willis y Jai Courtney acaban de hacer añicos el decorado de un piso franco.

Después de unas pocas semanas de rodaje de los elementos narrativos de la historia, hoy la producción se mete en harina: en la emocionante acción que el público asocia con la franquicia. "Ahora por fin parece que estemos rodando una película de La Jungla de Cristal", dice Willis.

Estamos a mediados de mayo, y equipo técnico y elenco se han reunido en una de las estructuras más antiguas e interesantes de Budapest: el Edificio Express. Situado en la acera opuesta al Parque de la Plaza de la Libertad, el edificio fue construido en los años ochenta del siglo XIX, y en su tiempo fue sede central de la inspección del floreciente sector naviero del Danubio y alojamiento de oficiales de marina. El exterior del edificio está adornado con barcos y emblemas náuticos esculpidos. Su pequeño patio, escaleras circulares, balcones de hierro forjado y su laberinto de salas y vestíbulos conectados, lo han convertido en un famoso lugar de rodaje de Budapest. Aquí, el diseñador de producción Daniel T. Dorrance y su equipo han creado un nido de espías y piso franco de la CIA, donde la operación de Jack McClane es dirigida por su jefe, el agente Collins (Cole Hauser). La sala está llena de ordenadores, mapas murales, equipos de vigilancia, escáneres de radio y los inevitables envoltorios de comida rápida.

Después de la catástrofe del palacio de justicia, los McClane y Komarov se retiran a este piso franco, donde Collins se queda asombrado al descubrir que el padre de Jack se les ha pegado. El momento es tenso y potencialmente violento.

CANAL COMPRAS