• Inicio Sugerir Modificar

Hijo de Caín


Cartel de Hijo de Caín

Nico Albert es un adolescente de extraño carácter, inteligencia excepcional y una única obsesión: el ajedrez. Carlos y Coral, preocupados por su hijo, contratan al psicólogo infantil Julio Beltrán. A través de la terapia y de la afición común al ajedrez, Julio se adentrará en el inquietante mundo de Nico y en las complejas relaciones de esta familia aparentemente modélica. Descubrir la verdad a tiempo será la única opción para evitar que la esencia del mal acabe dominando sus vidas.

     Título original: Fill de Caín
     Año: 2012
     Duración: 92 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 31/05/2013
     Calificación: Mayores de 16 años

 

Trailer:

Comentario

HIJO DE CAÍN es un thriller dramático de cien minutos donde casi todo el mundo tiene secretos, y los secretos no revelados tarde o temprano se transforman en mentiras. Y esta es una historia de secretos y mentiras que alcanzan un punto de no retorno... ¿Qué sucede cuando unos padres pierden todo control sobre su primogénito? Esta es la premisa en la que se basa HIJO DE CAÍN, la odisea de una familia incapaz de reaccionar ante un hijo que se les escapa de las manos.

HIJO DE CAÍN es un thriller psicológico que pretende huir del cliché del “niño diabólico” y explorar las raíces más profundes del complejo entramado de bondades y maldades de las personas. Mi intención como director es la de investigar los límites de la perversidad entendida como premeditación fría y calculada de actos moralmente injustificables con el único objetivo de conseguir aquello que se desea. La tesis de la misma es que la miseria moral que impregna la acción se encuentra repartida en todos los personajes, en diferentes grados. Éste no es un film de meros goodies y badies...

Es por esto mismo que la trama principal, que es adivinar cuál es la razón del carácter distante y comportamiento violento de Nicolás Albert (David Solans) -un adolescente de catorce años- viene modulada por un drama romántico en el que su madre y Julio Beltrán (Julio Manrique) -terapeuta que trata al chico- olvidan las más elementales normas de prudencia y profesionalidad y caen víctimas de una pasión narcisista y destructiva.

Un espejismo. Esta palabra define muy bien los errores cometidos por los personajes principales, una ilusión controlada por una mente que los supera a todos y que desarrolla una estrategia paralela. Si no tienen cuidado, alguien saldrá muy perjudicado... A nivel temático, este largometraje podría tomar como referentes films como Los Límites del Silencio, Las dos Caras de la Verdad, el Buen Hijo o Birth. Y es que los protagonistas de HIJO DE CAÍN son seres a punto de reventar, ¡y por Dios que reventarán!