• Inicio Sugerir Modificar

Maternity blues


Cartel de Maternity blues

Clara, Eloisa, Rina y Vincenza comparten una terrible culpa, el infanticidio. Ingresadas en un hospital psiquiátrico, expían su condena intentando asimilar la responsabilidad de una acción que ha arruinado sus vidas como personas y madres. Mientras, conviven forzadamente con otras mujeres, en las que ven su culpabilidad reflejada. Familias y amistades rotas, la angustia vital que sienten y un consuelo que nunca reconfortará las convierten en mujeres rechazadas por la sociedad y por sí mismas. Pese al dolor, entre ellas todavía queda una oportunidad para la amistad, la alegría y la esperanza.

     Título original: Maternity blues
     Año: 2011
     Duración: 95 min.
     Nacionalidad: Italia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 24/05/2013
     Calificación: Mayores de 18 años
     Distribuidora: Sherlock Films S.L.

 

Comentario

“Maternity Blues” evoca una música profunda y sincera, a veces dolorosa y otras desesperada, pero también da nombre a un peligroso síndrome que puede llevar a una madre a matar a su propio hijo. La depresión post-parto es un trastorno psicológico cada vez más preocupante que afecta hasta un 30% de las mujeres inmediatamente después del parto y puede darse en diversos grados. Según el Informe Eurispes Italia 2011, en 2010 se ha cometido un infanticidio cada 20 días. Un año antes, el ritmo era uno cada 33 días y, en 2008, uno cada 91. En números absolutos, los casos fueron 4 en 2008, 11 en 2009 y 20 en 2010. Los psiquiatras hablan a menudo de "depresión post-parto", pero este diagnóstico no sólo revela el síntoma de una enfermedad real, sino también las condiciones de la maternidad, de cada maternidad; donde todo el amor hacia el hijo que va a nacer puede convertirse en un profundo odio: el rechazo visceral de la criatura que vive y se alimenta del sacrificio de la madre. Un sacrificio de su cuerpo, pero también de su espacio y de su tiempo. Una transformación total de su vida que desestabiliza también sus relaciones y su trabajo. Nuestra sociedad es incapaz de aceptar una verdad que la psicología y la antropología moderna ha demostrado desde hace mucho: el llamado instinto materno no existe. La idea de que exista una especie de vínculo natural entre madre e hijos que tiene origen en el parto –vínculo que algunos acaban extendiendo a todas las mujeres y a todos los niños independientemente de su

relación de parentesco– es a todos los efectos un mito. Los especialistas también niegan que exista en el género masculino, entre padres e hijos.

CANAL COMPRAS