• Inicio Sugerir Modificar

El médico alemán


Cartel de El médico alemán

En 1960, un médico alemán conoce a una familia argentina en una desolada región de la Patagonia y se suma a ellos, en caravana, por la ruta del desierto. Esta familia revive en él todas las obsesiones relacionadas con la pureza y la perfección. En especial Lilith, una adolescente con un cuerpo demasiado pequeño para su edad.

Desconociendo la verdadera identidad del alemán, al llegar a Bariloche, Enzo y Eva lo aceptan como primer huésped de la hostería que poseen, a orillas del lago Nahuel Huapi. Aunque el extraño personaje les genera a los anfitriones cierto recelo, progresivamente se verán seducidos por sus modos, su distinción, su saber científico y sus ofertas de dinero… hasta que descubren que están viviendo con uno de los criminales más grandes de la historia.

     Título original: Wakolda
     Año: 2013
     Duración: 93 min.
     Nacionalidad: Argentina, España, Francia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 11/10/2013
     Distribuidora: Wanda Films

 

Comentario

El tiempo que pasó Joseph Mengele recluido en Bariloche fue el periodo más misterioso de su huida por Latinoamérica. Lo único que se sabe es que trabajó como veterinario, experimentando con ganado argentino, mientras en secreto, continuó su investigación comprando muestras de sangre de mujeres embarazadas. Existía un rumor acerca de que Mengele estaba creando muñecas humanas perfectas y esto se convirtió en mito. Mengele fue un fanático que se veía a sí mismo como un visionario durante esta etapa histórica: la esencia de su ideología era alcanzar la perfección biológica y destruir todo lo que se interponía en su camino. Esta visión de la bio-medicina no solo es tangencial al movimiento de la guerra sino está presente en el corazón del movimiento nazi.

Pasé casi un año escribiendo el guión de WAKOLDA, basado en mi quinta novela, donde me sumergí en las complejas razones por las cuales el gobierno argentino abrió sus puertas a tantos zazis y crearon leyes que les permitieran usar sus nombres reales. Es más, ciudades enteras, como Bariloche, les recibieron con los brazos abiertos. ¿Por qué hubo cientos de familias argentinas que se convirtieron en cómplices de estos hombres? ¿Que pasó con las comunidades alemanas que se asentaron en Patagonia incluso antes de la Segunda Guerra Mundial, justo cuando el nazismo era algo que se escondía? ¿Que ocurrió con los adolescentes que se criaron en estas comunidades al enterarse de los monstruos con los que convivían?

Estas preguntas ayudaron a crear la trama de WAKOLDA, que mezcla la historia real con aquella de una familia que convivió con uno de los criminales más crueles. Mientras exploraba entre algunos temas y atmósferas de mis películas anteriores (la construcción de nuestras identidades y los despertares sexuales, sociales y políticos), el lenguaje cinematográfico de WAKOLDA lo encontré en el contraste entre la grandeza del paisaje de Patagonia y los diminutos detalles del mundo privado del personaje.

CANAL COMPRAS