• Inicio Sugerir Modificar

Guerras sucias


Cartel de Guerras sucias

El cineasta Richard Rowley conoció por primera vez al periodista Jeremy Scahill cuando estaban reportando en las zonas de guerra de Irak y Afghanistan. Ambos habían trabajado para emisoras independientes y cadenas internacionales cubriendo historias de guerra ignoradas en estos y en otros países.

Además de una estrecha amistad, comparten también un compromiso con el periodismo de investigación, a pesar del gran riesgo personal que se corre al investigar la historia. Rowley y Scahill aprendieron como vencer a los censores, a los firewalls del Internet y a otros obstáculos para que la historia saliera a la luz.

     Título original: Dirty wars
     Año: 2013
     Duración: 87 min.
     Nacionalidad: Kenia, Somalia, EE.UU.
     Género: Documental.
     Fecha de estreno: 18/10/2013
     Calificación: Mayores de 12 años

 

Comentario

Hace una década, me hice reportero de guerra para cubrir la historia no contada más importante de mi generación. La Guerra contra el Terror es la más larga de la historia de EEUU. Ha cobrado cientos de miles de vidas, se está luchando en docenas de países, pero se está desarrollando en la sombra y no sabemos casi nada sobre ella.

Hice cortometrajes en Iraq y Afganistán, pero me sentí frustrado por las limitaciones impuestas sobre el tipo de historia que podía contar. No era suficiente ser un periodista infiltrado y ver la guerra a través de los ojos de soldados americanos. No era suficiente entender esta guerra mundial a través de un solo país aislado.

Conocí a Jeremy durante la Guerra de Iraq y Guerras Sucias (Dirty Wars) salió de nuestra experiencia compartida como reporteros de guerra. Pero en más de tres años de grabaciones sobre terreno en Afganistán, Somalia y Yemen, la película se convirtió en algo mucho más poderoso: la historia personal íntima y profunda de vidas que la guerra había destrozado.

Como periodista, te consideras invencible - crees que puedes observar y grabar la intensidad y dolor de la guerra, y que no te afectará. Pero si te afecta. Te cambia. En algún momento Jeremy y yo nos dimos cuenta que había dos lados en lo que estábamos filmando: una historia externa que era un exposé de una guerra que se había descontrolado, y una historia interna - sobre un reportero, una persona - profundamente afectada por el viaje. Nos dimos cuenta que la película funcionaría si incluíamos ambas historias.

CANAL COMPRAS