• Inicio Sugerir Modificar

Grand Piano


Cartel de Grand Piano

Tom Selznick, el pianista con más talento de su generación, ha dejado de dar conciertos debido a su miedo escénico. Años después de una interpretación aciaga, reaparece ante el público en un esperado concierto en Chicago. Con el teatro abarrotado y ante el público expectante, Tom encuentra un mensaje escrito en la partitura: «Si fallas una sola nota, morirás». Tom debe descubrir, sin abandonar el escenario, cuáles son los motivos del francotirador anónimo para amenazarle y conseguir ayuda sin que nadie se dé cuenta…

     Título original: Grand Piano
     Año: 2013
     Duración: 90 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 25/10/2013
     Calificación: Mayores de 12 años
     Distribuidora: Paramount Spain

 

Trailer:

Nominaciones:
Goya. Mejor maquillaje y peluquería 2014

Comentario

GRAND PIANO es, ante todo, un reto cinematográfico. Quien recuerde el clímax de El hombre que sabía demasiado, de Alfred Hitchcock, podrá calibrar el desafío de mantener una tensión equiparable… a lo largo de hora y media.

Damien Chazelle escribió en spec, es decir, sin que nadie se lo pidiese, sin desarrollarlo como encargo, sino con la esperanza de que un productor lo comprase para llevarlo a cabo. La mayoría de esos guiones acaban como nacieron: en la nada. Pero en este caso, el guión generó suficiente interés para que diversas productoras entrasen en puja, y fue la española Nostromo Pictures quien acabó haciéndose con él. Pocas semanas después, se cerraba el acuerdo con Elijah Wood y John Cusack para protagonizarlo.

El rodaje de GRAND PIANO tuvo lugar a lo largo de 44 días en Barcelona, Chicago y Las Palmas de Gran Canaria. Diversas ciudades para un largometraje que transcurre en su mayoría en el interior de un teatro. La explicación es fundamentalmente logística: la película tiene cerca de 500 planos con efectos visuales. En el caso de haberse rodado en un teatro real, con toda la figuración ocupando sus localidades a lo largo de ese tiempo, el presupuesto se habría visto incrementado exponencialmente, hasta lo inabordable. Por tanto, se optó por construir una parte del teatro como decorado y el resto se desarrolló digitalmente. El 90% del público del teatro se ha incrustado digitalmente (a partir de rodaje real), así como toda la parte del teatro que no es el propio escenario.