• Inicio Sugerir Modificar

Stockholm


Cartel de Stockholm

Una noche, en una discoteca, ves a una chica y te enamoras automáticamente. Se lo dices, pero no te hace caso. Insistes y consigues estar con ella el resto de la noche. La convences y terminas en la cama con ella. ¿Qué ocurriría si al día siguiente no es la chica que parecía ser? Una noche, en una discoteca, estás cansada y viene el típico chico que dice que se ha enamorado de ti. Le dices que se vaya, pero él insiste. Compruebas que no es el típico chico, es gracioso, encantador y además se ha enamorado. Notas que te gusta y terminas accediendo a pasar la noche con él. ¿Qué ocurriría si al día siguiente no es el chico que parecía ser?

     Título original: Stockholm
     Año: 2013
     Duración: 91 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 08/11/2013
     Calificación: Mayores de 16 años
     Distribuidora: Festival Films

 

Comentario

Recuerdo que esta historia se la conté por primera vez a alguien en abril de 2007. Yo quería contar la historia de un chico y una chica que se conocen durante toda una noche. Una historia de amor con mayúsculas que a mitad del metraje se convertía en una auténtica pesadilla.

Durante seis años he contado esta historia infinidad de veces. Por ejemplo a Isabel Peña, cuando le dije que quería escribirla con ella. A Javier Pereira, cuando le propuse que la protagonizara. Y así a todos los que se han unido al proyecto y sin los cuales, de una u otra manera, hubiera sido imposible grabar Stockholm sin casi presupuesto y sin la ayuda de ninguna subvención.

Es evidente que cuanta más gente entraba en el proyecto, más se desvirtuaba mi discurso y, por supuesto, más se enriquecía la película.

Hace poco leí la primera crítica que se hizo sobre Stockholm. Además de muchas cosas, decía que nuestra película habla de una generación que "debería dejar pasar el amor como si fuera un tren, porque si no nos lo cargamos". Cuando leí esto, pensé que qué bien había entendido esta periodista nuestra película. Luego, pensé que qué bien había explicado yo esa historia a todo el mundo durante estos seis años. Pero más tarde me di cuenta de que todos a los que se la había contado, todos los que han trabajado en Stockholm pertenecemos a la misma generación (ningún actor o jefe de equipo llega a los 40 años). Y entendí que no es que yo explicara muy bien esa historia, sino que todos hemos vivido esta historia y que a todos nos toca de alguna forma. Y que, gracias a eso, el discurso de la película, la historia aquella que conté hace seis años, ha seguido vigente, ha seguido intacto.

He tardado seis años en darme cuenta del gran valor de Stockholm. Y éste es que habla de algo muy importante para nosotros, de cómo se relaciona una generación. De la forma en la que se quiere nuestra generación.