• Inicio Sugerir Modificar

De tal padre, tal hijo


Cartel de De tal padre, tal hijo

¿Con quién se quedaría, con su hijo natural, o con el hijo que ha creído suyo durante seis años? Hirokazu KORE-EDA, el mundialmente aclamado director de películas como Nadie sabe, Still Walking/Caminando y Kiseki/Milagro, vuelve a la gran pantalla con otra familia que sufrirá lo indecible después de recibir una llamada del hospital donde nació su hijo.

Todo lo que Ryota tiene se lo ha ganado trabajando duro y está convencido de que nada puede estropear su perfecta vida. Pero un día, su mujer Midori y él reciben una llamada inesperada del hospital. Keita, su hijo de seis años, no es "su" hijo, el hospital cometió un terrible error y les entregó el niño equivocado.

Ryota se ve obligado a tomar la decisión más importante de su vida: deberá escoger entre lo innato y lo adquirido. Dándose cuenta de la profunda entrega de su esposa Midori a Feita, aun sabiendo que no es el hijo al que dio a luz, y después de conocer a la familia que ha criado con amor a su verdadero hijo durante seis años, Ryota empieza a preguntarse si realmente ha sido un "padre"… La conmovedora historia de un hombre que acaba por verse reflejado en el primer muro real que se levanta en su camino.

     Título original: Soshite chichi ni naru
     Año: 2013
     Duración: 120 min.
     Nacionalidad: Japón
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 29/11/2013
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Golem Distribucion, S.L.

 

Comentario

¿Cuándo se convierte un padre en padre? Como padre, me hago esta pregunta apremiante a la que no encuentro respuesta. Cuando mi hija nació hace seis años, mi esposa se transformó en madre al instante. Supongo que no todas las mujeres pasan por una metamorfosis semejante, pero al observarla amamantado a la niña, me sentía algo distanciado, sin tener muy claro lo que era ser padre, aunque me sentía feliz de serlo.

Seis años después, me he acostumbrado a oír a mis amigos y conocidos decir que mi hija se parece mucho a mí. Si comparo nuestros rasgos, como la boca y los ojos, siento que mi ADN ha dejado su marca. Y en este caso, ¿un hombre se convierte en padre porque se da cuenta de que comparte la misma sangre con su hijo? ¿O se debe al tiempo que pasan juntos? Y si no acepto del todo ser padre, ¿se debe entonces a no haber pasado bastante tiempo con mi hija? ¿Se es padre por sangre o por el tiempo que se comparte? Empecé a pensar que este dilema personal podía ser el tema de una película.

Así es como nació DE TAL PADRE, TAL HIJO. Dilemas, preguntas e incluso tristezas que nunca había vertido con tanta candidez en el protagonista de una película. Ahora, la película está terminada, acabada, pero tanto el protagonista como yo seguimos planteándonos la misma pregunta.

CANAL COMPRAS