• Inicio Sugerir Modificar

Cuando todo está perdido


Cartel de Cuando todo está perdido

Durante un viaje en solitario por el Océano Índico, un hombre del que desconocemos el nombre, se despierta y descubre que hay una vía de agua en su velero de 12 metros de eslora que ha chocado contra un contenedor abandonado en alta mar. Con el equipo de navegación averiado y sin radio, el hombre no sabe que se dirige hacia una terrible tormenta. A pesar de conseguir tapar la vía de agua, su intuición de viejo marinero y una fuerza inusitada para su edad, casi no sobrevive al encuentro con la tempestad.

Únicamente con un sextante y unas cartas náuticas para saber dónde se encuentra, solo le queda esperar que las corrientes le lleven a un pasillo marítimo desde donde podrá hacer señales a otra nave. Pero el sol es implacable, los tiburones merodean y sus víveres bajan de forma alarmante. Por muy capaz que sea, no tarda en enfrentarse a la muerte.

     Título original: All is lost
     Año: 2013
     Duración: 106 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 14/02/2014
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Universal Pictures Spain S.L.

 

Trailer:

Comentario

El realizador J.C. Chandor quería rodar un thriller que transcurriera en alta mar mucho antes de que su ópera prima como director, Margin Call, fuera nominada al Oscar al Mejor Guión Adaptado. Pero tardó casi seis años en gestar la historia de CUANDO TODO ESTÁ PERDIDO, una desgarradora aventura náutica que transcurre íntegramente en alta mar con un único personaje que apenas dice palabra.

"Es una historia muy sencilla acerca de un hombre mayor que decide hacerse a la mar en solitario para una travesía de cuatro o cinco meses", explica J.C. Chandor. "Pero el destino hace de las suyas, la embarcación sufre un accidente y nos pasamos ocho días con él mientras intenta sobrevivir como sea".

El guión que presentó el realizador tenía poco que ver con los habituales de unas 120 páginas, ya que contenía las descripciones sin una sola línea de diálogo en unas 30 páginas. Es más, cuando J.C. Chandor entregó el guión al productor de Margin Call Neal Dodson, éste le preguntó cuándo le mandaría el resto.

"J.C. me dijo que no había más. Mi reacción fue una mezcla de estupor y de terror", recuerda el productor, riendo. "Nuestra primera película giraba totalmente en torno a los diálogos, y ésta era todo lo contrario. Reconozco que pensé: '¿Cómo porras voy a conseguir que alguien financie esto?' Era una idea muy osada".

La productora Anna Gerb, que también había producido la primera película de J.C. Chandor, dice que leyó el guión con el realizador sentado en su despacho y que le conmovió el tono visceral de la historia.

CANAL COMPRAS