• Inicio Sugerir Modificar

La vida inesperada


Cartel de La vida inesperada

JUANITO es un actor que fue a Nueva York a triunfar. Los años han pasado, no ha conseguido lo que esperaba y se gana la vida trabajando en lo que puede. Un día llega a visitarle su PRIMO, aparentemente triunfador y que tiene "todo lo que uno espera tener". Sin embargo la convivencia va descubriendo la realidad que hay detrás de cada uno de ellos. La vida inesperada es una comedia sobre cómo el azar nos abre puertas que jamás habríamos imaginado y cómo nuestro destino final depende de si nos atrevemos o no a traspasarlas.

     Título original: La vida inesperada
     Año: 2013
     Duración: 108 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Comedia. Drama
     Fecha de estreno: 25/04/2014
     Calificación: Mayores de 7 años

 

Comentario

Hace cuatro años leí el guión de Elvira Lindo por primera vez. Sabía que lo había escrito después de comenzar a vivir en Nueva York, inspirada por la ciudad y las gentes que circulan por sus calles dándole esa energía frenética tan particular. Me fascinó su delicado equilibrio entre lo dulce y lo amargo: me hizo reír y me puso melancólico a partes iguales. Pero me tocó especialmente por mi propia experiencia en la ciudad: los casi diez años en los que, entre otras cosas, me formé como director. Reconocía a los personajes, todos buscadores de sueños: fui uno de ellos y compartí copas, camas, casas, días y noches con muchos otros. Y conozco bien ese otro personaje de la película que es Nueva York, meta idealizada donde muchos llegan persiguiendo sueños...

if you can make it there, you´ll make it anywhere, it´s up to you: New York, New York

(si lo consigues allí, lo conseguirás en cualquier parte, depende de ti: Nueva York)

"New York, New York" letra de Fred Ebb y música de John Kander

...o escenario hostil donde muchos otros se ven obligados a convertir esa búsqueda frustrada en un mero ejercicio de supervivencia.

Quiero cosas de verdad: un marido, una familia.

No quiero seguir simulando que tengo una vida propia.

Creo que hay un momento para venir a Nueva York, y un momento para marcharse

"Company" de Stephen Sondheim y George Furth

Mi visión de la película tiene que ver con un cierto aroma de romanticismo que desprenden las páginas del guión: compensar la vida real de Juanito y su gran frustración como actor con un tratamiento estilizado de su existencia cotidiana. Eso pasa por retratar esas escenas de la vida diaria con una estética atractiva, con colores y luces: convertir esa terraza al atardecer, donde él y el Primo ponen en escena la "clase de la Paella" y a la vez van a seducir o ser seducidos, en un momento bello y memorable - algo teñido del embellecimiento y la nostalgia de la memoria.

Nueva York es un escenario de una potencia visual ilimitada, y se trata de subrayar sus elementos estéticos: las luces de colores de Times Square, las salidas de vapor en las calles, el romanticismo de la gran metrópoli donde todo es posible.

A la hora de plantear fotográficamente la película se trata de retratar los tonos de piel dándoles calidez y suavidad, retratándolos con mimo. Llevar la magia y los colores y las luces a cada uno de los espacios de la vida real de Juanito: como por ejemplo al interior del Piano Bar donde Juanito trabaja y donde canta su despedida al Primo y a Sandra, pero sobre todo a sus sueños teatrales. También al interior de su apartamento que, aunque pequeño y caro, Juanito ha llenado de esa calidez y esas luces y colores con los que sueña.

Las escenas de teatro en la película son muy importantes porque cumplen una doble función: por un lado sirven como metáfora estilizada de la vida para el Primo, que se va a sentir identificado por las situaciones de las obras que se representan y asediado por las dudas. Por otro lado le dan la oportunidad a Juanito de mostrar al gran actor que lleva dentro, lo que hace de su frustración y la renuncia a sus sueños algo mucho más conmovedor.

Por contraste con la estilización de la vida real, pienso en un tratamiento para el mundo del teatro menos colorista, más monocromático. Utilizar la cámara para estar encima de los actores tanto en escena, como corriendo entre bambalinas y por los pasillos de los camerinos: hacer sentir al espectador que está con ellos de una forma muy real y dinámica.

Esta película es un auténtico regalo para un director: un maravilloso juguete lleno de posibilidades.

Una película de actores. Y qué actores...

Un gran guión de comedia, enriquecido por ese tono agridulce que Elvira Lindo domina.

Un proyecto que aúna los escenarios de Nueva York con la magia de los antiguos musicales y la música de los clásicos autores del género: los Gershwin, Cole Porter, Rodgers & Hart...

¿Qué más se puede desear?