• Inicio Sugerir Modificar

Snowpiercer (Rompenieves)


Cartel de Snowpiercer (Rompenieves)

Un fallido experimento para solucionar el calentamiento global acabó con la mayoría de vida existente en el planeta. El último tren llamado Snowpiercer (Rompenieves) se mueve en círculos por el mundo, con un motor en perpetuo movimiento, a través de un desierto de hielo y nieve. Los últimos supervivientes de la Tierra se amontonan en sus vagones, divididos entre la clase explotada, que vive en la sección de cola sufriendo hambre y frío, y la clase poderosa, que viaja en los primeros vagones con todo tipo de privilegios y excesos. La vida en el tren es un círculo vicioso hasta que un día, un joven llamado Curtis, líder de la sección de cola, decidirá cambiar el estado de las cosas, al mismo tiempo que descubrirá todos los secretos del tren y de la propia condición humana.

     Título original: Snowpiercer
     Año: 2013
     Duración: 126 min.
     Nacionalidad: Corea del Sur, Francia, República Checa
     Género: Drama. Acción
     Fecha de estreno: 09/05/2014
     Calificación: Mayores de 16 años

 

Trailer:

Comentario

Cuando leí por primera vez “Le Transperceneige”, lo primero que me llamó la atención fue el espacio cinematográfico único de un tren. Cientos de piezas de metal en movimiento como una serpiente viviente, transportando a personas que reptan en su interior. Me sobrecogió el corazón. Y estas personas luchando unas contra otras. No había igualdad en este Arca de Noé que contiene a los últimos supervivientes, al estar divididos en vagones. Siempre he querido indagar en la naturaleza del ser humano en circunstancias extremas, tanto si es un caso relacionado con un brutal asesino en serie, como un monstruo surgido del Río Hangang, o bien una madre que se vuelve loca. Por ello, “Le Transperceneige” se convirtió definitivamente en mi destino. La idea de partida de la novela gráfica original era magnífi ca, pero tuve que inventar una historia completamente nueva, así como introducir a nuevos personajes para crear un “Snowpiercer” dinámico, lleno de júbilo cinematográfico. Ahora, he conseguido terminar esta película tras haber trabajado con mucha gente durante mucho tiempo. No hay desvíos dentro de un tren estrecho y lineal. Tienes que avanzar siempre hacia adelante para llegar a algún sitio. Los cuerpos chocan unos con otros y el sudor se mezcla con la sangre. Quería retratar la formidable energía y las sensaciones cinematográfi cas que todo ello rebosaba. No quiero simplificarlo empleando el término “acción” porque dentro del intenso confl icto subyacen emociones diversas como alegría, tristeza, amor, y placer, con los que cualquier ser humano puede identificarse. La gente, como el tren de alta velocidad, también sigue adelante. Me gustaría compartir la experiencia de estos dos niveles de velocidad con el público.

CANAL COMPRAS