• Inicio Sugerir Modificar

Dos vidas


Cartel de Dos vidas

Europa 1990. El muro de Berlín acaba de ser derribado. Katrine creció en la Alemania del Este pero vive desde hace 20 años en Noruega. Es una "hija de la guerra" (fruto de una historia de amor en plena Segunda Guerra Mundial entre una mujer noruega y un soldado aleman). Disfruta de una familia feliz junto a su madre, su marido, su hija y su nieta. Pero cuando un abogado les pide a Katrine y a su madre que colaboren como testigos en un juicio contra el estado Noruego a favor de los niños de la guerra ella se niega. Gradualmente, toda una red de secretos se van descubriendo hasta que Katrine es finalmente despojada de todo, y sus seres queridos se ven obligados a posicionarse. ¿Qué tiene más peso, la vida que han vivido juntos o la mentira en la que está basada?

     Título original: Zwei leben
     Año: 2012
     Duración: 97 min.
     Nacionalidad: Alemania, Noruega
     Género: Intriga. Drama
     Fecha de estreno: 11/07/2014
     Calificación: Mayores de 12 años
     Distribuidora: Karma Films Spain

 

Trailer:

Comentario

DOS VIDAS es la emocionante historia de una mujer cuya felicidad personal se ve en peligro con el colapso del sistema político y, en consecuencia, toda su familia se ve afectada. Juliane Köhler y Liv Ullmann interpretan a madre e hija en esta historia basada en hechos reales. Ken Duken y Sven Nordin interpretan los papeles masculinos. Esta producción germano-noruega se rodó en Bergen (Noruega) y en localizaciones de Colonia, Hamburgo, Lübeck y Leipzig en Alemania. Juliane Köhler y Ken Duken aprendieron noruego única y exclusivamente para interpretar sus personajes.

Lo que era fascinante…

Lo más fascinante del tema era, al principio, la historia en sí misma, extremadamente intrigante y continuamente llevándonos en direcciones inesperadas. Nunca sabes hacia donde se dirige. Justo al comienzo es obvio que en la historia hay un secreto y queremos descubrirlo. Pero solo al final encajan todas las piezas como en un gran puzzle.

Las múltiples capas de los personajes y la complejidad de la historia me fascinó durante años. Los personajes principales de la película son culpables e inocentes a la vez, víctimas y delincuentes, y no consiguen desvincularse del asunto a pesar de su deseo. Viven para encontrar la felicidad en el presente, pero no pueden liberarse de las sombras de su pasado. Este es el drama de su existencia. En el proceso de escritura del guión cada vez me preocupaba más la cuestión de la identidad: Que era verdad, que era mentira, quienes somos y sobre todo, que es lo que yo se del otro.

La novela…

La novela fue el punto de partida, pero después, trabajando con la novelista Hannelore Hippe y junto a mis compañeros Christoph Tölle, Stale Stein Berg y Judith Kaufmann, prácticamente reescribimos la historia desde una perspectiva totalmente distinta. Quizás, que la novela y la película se relacionen a la misma historia pero con personajes y escenas completamente diferentes, no haya ocurrido anteriormente en muchas otras ocasiones.

La investigación…

La investigación fue hecha en su mayor parte por la autora de la novela, Hannelore Hippe, especialmente los aspectos relacionados con la misteriosa muerte en la ciudad noruega de Bergen y el destino de los niños Lebensborn en Noruega y su proceso contra el estado. A todo esto yo añadí el visionado de películas, la lectura de libros, conversaciones con especialistas e investigaciones más profundas, junto a mi coguionista alemán Christoph Tolle, de las historias de los niños Lebensborn en Alemania. Visitamos con ellos algunas zonas de Sajonia para escuchar relatos sobre sus destinos y sus esfuerzos por encontrar a sus madres. Muchas de estas cosas se han incluido en la película, incluso aunque a veces no esté explícitamente narrado, pero se puede ver, por ejemplo, en la mirada de Liv Ullmann. También tuve encuentros con miembros de la Stasi, incluso con el famoso agente Werner Stiller. Hablamos sobre muchos de los detalles de mi historia. Las reuniones con los agentes fueron muy emocionantes. Con uno de ellos incluso acabé montado en su coche sin tener ni idea de lo que tenía en mente hacer conmigo.

CANAL COMPRAS