• Inicio Sugerir Modificar

El hombre más buscado


Cartel de El hombre más buscado

Cuando un inmigrante, mitad checheno, mitad ruso, con muestras de haber sido brutalmente torturado, llega a Hamburgo para reclamar la fortuna de su padre, las agencias de seguridad alemana y estadounidense empiezan a mostrar gran interés. Con el tiempo en contra, comienza una imparable carrera por establecer la verdadera identidad de este hombre misterioso: ¿Víctima oprimida o extremista destructivo?

     Título original: A most wanted man
     Año: 2014
     Duración: 122 min.
     Nacionalidad: Reino Unido, EE.UU., Alemania
     Género: Intriga.
     Fecha de estreno: 12/09/2014
     Calificación: Mayores de 12 años
     Distribuidora: EOne Films Spain

 

Trailer:

Comentario

Anton Corbijn sobre Philip Seymour Hoffman: 'Era un hombre colosal'.

El director de EL HOMBRE MÁS BUSCADO, la última película que llegó a terminar Hoffman, recuerda trabajar con un actor extraordinario al que le gustaba meterse de lleno en su personaje y darlo todo:

No sé muy bien ni por dónde empezar al revisar el legado de Philip, puesto que es abrumador, tanto en alcance como en profundidad. Pero eso ya te dice mucho de inmediato sobre sus elecciones. Era el mejor actor de carácter que se me ocurre y, si te fijas únicamente en los papeles menores que encarnó, esas interpretaciones ya bastan por sí mismas para distinguirlo de sus contemporáneos. Su fuerza residía en su inmersión total en el papel y una falta absoluta de vanidad. Al mismo tiempo, odiaba lo que amaba, esa era su maldición: se destrozaba por sus interpretaciones.

Fue mi novia Nimi quien, tras leer el guión de EL HOMBRE MÁS BUSCADO, sugirió al instante que hablara con Philip Seymour Hoffman; en retrospectiva, no había otra elección posible. Era evidente que él sería la persona encargada de dar vida a este personaje de John le Carré. Siempre me imaginé que ese hombre poseería una fuerte presencia física, así como inteligencia y un cierto tipo de liderazgo. Cuando Phil y yo vimos juntos un montaje preliminar de la película, no me podía creer que el tipo sentado a mi lado era la misma persona que veía en la pantalla. La creencia en la realidad de su personaje era total. Pese a cualquier problema ajeno a la película que pudiera estar afrontando, doméstico o de cualquier otro tipo, su interpretación nunca se resintió por ello.

Nuestra primera reunión fue durante una sesión fotográfica que hice con él para Vogue en Nueva York en 2011. Mientras le arreglaban los pantalones en una habitación contigua de hotel, aprovechamos ese tiempo muerto para hablar de la película y de su papel. Estaba sentado en ropa interior, por supuesto, pero nunca permitió que su atención se desviara a lo absurdo de la situación. Se tomaba su trabajo muy en serio.

En un primer momento, hubo cierta tensión entre nosotros en el rodaje de EL HOMBRE MÁS BUSCADO, que atribuyo a mi inexperiencia como director y a no ser capaz de expresar verbalmente lo que necesitaba de los actores de un modo al que estuvieran acostumbrados. Pero, poco a poco, Phil y yo llegamos a un punto en que el trabajo en la película empezó a marchar con fluidez y él apenas necesitaba ya dirección; se convirtió por completo en el personaje de Günther Bachmann. Llegó incluso a despedirse como Günther en un correo electrónico que me envió cuando volvimos a casa, una vez terminado el rodaje.

Su personaje tenía un equipo de jóvenes agentes, entre los cuales se encontraban Nina Hoss y Daniel Brühl, y tanto en el plató como fuera de él se comportaba prácticamente como su mentor. Se mostraba muy protector hacia ellos y siempre dispuesto como actor a ofrecer consejos o ánimos. Por otro lado, no pasaba el rato con actores que interpretaran papeles en la película para los que su propio personaje no tuviera tiempo. Por la noche, intercambiábamos correos electrónicos sobre futuras escenas para decidir cómo proceder con ellas. Tenía una perspectiva increíble sobre su personaje y la película en general y fue fantástico que la compartiera conmigo. Al final, nos hicimos buenos amigos hablando sobre muchos temas, entre ellos la música. Le preparé una cinta de canciones que quería usar en la película, que le encantaron, sobre todo el tema de Tom Waits "Hoist That Rag", ya que él también lo había estado escuchando últimamente.

Phil y yo cenamos con nuestras parejas, Mimi y Nimi, a finales del verano y resultó ser una compañía maravillosa y de lo más animada. Era un hombre colosal en todos los aspectos imaginables y su fallecimiento no es sólo una pérdida tremenda para el mundo en general y para los amantes del buen arte, sino también a nivel puramente humano. Era humano al 200%, con todos los defectos y dificultades que ello conlleva, y me gusta pensar que de ahí es de donde procedía su extraordinario arte.

Es poco probable que pueda hacerle justicia con mis palabras, pero me gustaría pensar que sí le he hecho justicia con la película que hemos hecho, en la que está extraordinario y se merece toda nuestra atención. Sé que se sentía tremendamente orgulloso de ella y hace un par de semanas nos vimos y estuvimos hablando sobre volver a trabajar juntos en un futuro. En sus propias palabras: "Espero que tengamos ocasión de volver a hacer esto en otra película. Ahora sabemos más y creo que lucharíamos bien juntos y seríamos inquebrantables, y eso me resulta emocionante".

Por desgracia, ya nunca podrá ser, y eso hace el final de nuestra película más duro aún de ver.

CANAL COMPRAS