• Inicio Sugerir Modificar

Nadie oyó gritar


Cartel de Nadie oyó gritar

Una mujer que vive en un bloque de apartamentos como mantenida de lujo presencia accidentalmente, después de desistir de un viaje y de regreso a su apartamento, como un vecino suyo arroja a una mujer por el hueco del ascensor. En lugar de denunciarlo, se convierte en su cómplice para hacer desaparecer al cadáver arrojándolo a las aguas de un lago cercano a la ciudad. En esas horas tensas en que dura esta aventura, el hombre se va enamorando de la testigo de su crimen a la que ha de vigilar. Mientras le explica los motivos que le llevaron a asesinar a la que dice que era su esposa, la mujer comprende que él ha sido un hombre terriblemente desgraciado. La atracción que ha surgido entre ambos provocará que pasen la noche juntos entregados a su pasión, pero a la mañana siguiente, el hombre amanece a su lado muerto. La explicación está en la cocina. La esposa del hombre asesinado, que no es la víctima como ella creía, explica lo sucedido. Ella fue quien mató a la mujer del lago, amante ocasional del esposo. Él, simplemente, tenía que deshacerse del cadáver. Pero, por lo visto, volvió a engañarla y por eso tenía que morir. La esposa, fea y amargada, obliga a que ella le ayude a deshacerse del nuevo cadáver. Al fin y al cabo, ya tiene una envidiable práctica para esas cosas.

     Título original: Nadie oyó gritar
     Año: 1973
     Duración: 88 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Intriga.