• Inicio Sugerir Modificar

Rey gitano


Cartel de Rey gitano

Jose Mari y Primitivo son dos presuntos detectives en paro, fracasados de profesión y dignísimos representantes de nuestras irreconciliables dos Españas. Con la inesperada llegada de Gaje, gitano golfo y seductor, que les propone una disparatada misión "real", su suerte cambiará… a peor.

En un país en la ruina, con un gobierno bajo sospecha y una monarquía en horas bajas, parecía que nos encontrábamos al borde del precipicio… Y nuestros tres amigos nos darán el empujoncito que necesitábamos.

     Título original: Rey gitano
     Año: 2015
     Duración: 116 min.
     Nacionalidad: España
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 17/07/2015
     Calificación: Mayores de 16 años
     Distribuidora: EOne Films Spain

 

Trailer:

Comentario

Españoles, cine y comedia

¿Qué define a los españoles? ¿Qué los hace diferentes al resto de los europeos y ciudadanos del mundo? No parece haber duda de que existe un determinado carácter y unas particularidades concretas que convierten a los habitantes de este territorio en un colectivo diferente, tal vez extraño y en ocasiones absurdo.

A ojos del resto de los europeos, los españoles son huraños, testarudos, orgullosos, ruidosos, y amigos de la fiesta y de la improvisación. Algunas de estas supuestas singularidades fundamentales han labrado con el paso de los siglos ideas abstractas, resumidas en populares sentencias como la de "Spain is different", o el concepto de "las dos Españas". La primera expresión sugiere una circunstancia casual y ajena a la responsabilidad, o también una vanidosa voluntad de marcar la diferencia. Algunos la reciben como un sambenito poco deseable, pero otros, tal vez los más, como una marca de fábrica, diferenciadora y atractiva. La segunda resulta más indeterminada y polémica, pues se relaciona con la división violenta y el enfrentamiento fratricida como característica de la historia contemporánea de España. Imagen que no oculta rasgos negativos como el atraso, la ignorancia, la envidia, el cainismo, la brutalidad…

Esta idea machadiana y trágica de un país irremediablemente dividido no ha hecho más que reafirmarse con los años, llegando en plena forma hasta nuestros días.

La asunción de una polarización de la política y, supuestamente, de la sociedad española, es algo fácil de constatar hoy en día en los medios de comunicación, la intelectualidad o en el cotidiano debate popular del humilde hombre de la calle. La derecha, la izquierda, los monárquicos, los republicanos y, en medio...casi todos nosotros.

¿Hay realmente entonces alguna característica que nos acerque y nos haga iguales? La hay. El humor. Y más concretamente las ganas de cachondeo es lo que realmente nos hermana. El español admira a sus congéneres con más "gracia" e idolatra a aquellos que poseen la divina capacidad de hacer reír. Si el alemán ha hecho de la eficiencia su seña de identidad, si franceses o británicos han cultivado con paciente mimo la reputación cultural de sus respectivas civilizaciones, la falta de un verdadero prestigio de lo hispano se ve recompensada por valores patrios siempre vigentes como la picaresca o la chapuza, ese bien nacional, único, lustroso e inabarcable, pues su tamaño crece al mismo ritmo que se expande el idioma, la cultura o la demografía.

Estas son las sólidas e irónicas bases sobre las que se sustenta la película "REY GITANO". Nuestros protagonistas y, en igual medida, nuestros secundarios, son los dignos y orgullosos portadores de una larga y sólida tradición patria. Los símbolos de un país, una sociedad, un temperamento y una época, la nuestra.