• Inicio Sugerir Modificar

Mi casa en Paris


Cartel de Mi casa en Paris

Mathias, un desventurado neoyorquino sin esposa, sin hijos y sin un céntimo, hereda de su padre, con quien no se hablaba, una enorme en casa en París, de la que quiere deshacerse lo antes posible. Cuál será su sorpresa cuando descubre que… está habitada por una señora mayor, Mathilde, y su hija, Chloé. No tarda en enterarse de que, según la ley francesa, no podrá tener acceso a su propiedad hasta que Mathilde fallezca, ya que su padre lo compró como renta vitalicia.

     Título original: My old lady
     Año: 2014
     Duración: 106 min.
     Nacionalidad: Francia, Canadá
     Género: Drama. Comedia
     Fecha de estreno: 07/08/2015
     Calificación: Mayores de 7 años
     Distribuidora: Golem Distribucion, S.L.

 

Trailer:

Comentario

Antes de que MI CASA EN PARIS se convirtiera en película, fue una exitosa obra de teatro estrenada en el Promenade Theater de Nueva York en octubre de 2002, a la que siguieron versiones en Alemania, Rusia, Francia, España. Tanto la obra como la película se basan en la compra por "viager", algo totalmente legal en Francia que tiene sus pros y sus contras. El comprador paga una cantidad mensual al vendedor - suele ser bastante elevada -, para quedarse con la propiedad después del fallecimiento del vendedor. Es un buen sistema para las personas que realizan la transacción: el vendedor tiene una renta mensual asegurada, y aunque el comprador se arriesga a que el vendedor no fallezca pronto, no suele salir mal parado. Los perdedores son los herederos de ambas partes, si los hay. Por un lado, los hijos del vendedor se quedan sin herencia y, por otro, los hijos del comprador, si este fallece antes que el vendedor, deberán seguir pagando el alquiler si no quieren perder la propiedad.

Y aquí aparece Mathias Gold, un desventurado neoyorquino sin hijos, sin esposa y sin un céntimo, que ha pasado la mayoría de sus sesenta años alimentando un profundo resentimiento hacia su padre, un hombre de negocios con el que apenas tenía contacto. Mathias hereda un piso en París del que se quiere deshacer lo antes posible, ya que le recuerda los frecuentes viajes de su progenitor a la ciudad de la luz, algo que su madre no soportaba y que la llevó a suicidarse.

El realizador Israel Horovitz decidió simplificar y ampliar algunos aspectos de la historia para llevarla a la gran pantalla. Mathilde (la vendedora) pasó a ser una inglesa afincada en Francia, con lo que se eliminaba cualquier barrera lingüística y el concepto de "viager" seguía ocupando un lugar predominante en la historia. "Es una extraña costumbre francesa", explica el director. "Que yo sepa, Francia es el único país donde se sigue practicando. Siempre pensé que debía haber un estadounidense metido en esto porque es un concepto absolutamente ajeno a la mentalidad norteamericana: pagar una entrada y un alquiler - en algunos casos, desorbitado - con la esperanza de que alguien se muera pronto".