• Inicio Sugerir Modificar

Mientras seamos jóvenes


Cartel de Mientras seamos jóvenes

Josh y Cornelia Srebnick son una pareja de creativos de mediana edad de Nueva York. Ellos han intentado formar una familia y no han podido - aunque tampoco les ha importado. Pero mientras Josh trabaja en el montaje de su enésima película intelectualoide, está claro que está bloqueado y que aún le falta algo.

Es entonces cuando ambos conocen a Jamie y Darby, una pareja de jóvenes espíritus libres, espontáneos y sin ataduras, dispuestos a dejarlo todo en busca de su próxima pasión - juegos de mesa retro un día, comprar un pollo como mascota al otro. Para Josh, es como si se le hubiera abierto una puerta de vuelta a su juventud - o a la juventud que quiso haber tenido.

Al poco los inquietos cuarentañeros Josh y Cornelia dejan de lado a los amigos de su misma edad - incluido el Beastie Boy Adam Horovitz, en un brillante papel secundario - para ir corriendo junto a estos jóvenes urbanitas que parecen estar tan conectados y son tan "Cool" y desinhibidos. "Antes de que nos conociéramos" ,Josh admite a Jamie, "los dos únicos sentimientos que me quedaban eran nostalgia y desdén". Pero, ¿es suficiente esta nueva inspiración para mantener la colaboración y la amistad con una pareja veinte años menor?

     Título original: While we're young
     Año: 2015
     Duración: 97 min.
     Nacionalidad: EE.UU.
     Género: Comedia.
     Fecha de estreno: 04/09/2015
     Distribuidora: Vertigo Films

 

Trailer:

Comentario

Cada nueva generación choca con las predecesoras, pero tal vez las brechas generacionales más fascinantes son las que se producen durante las transiciones tecnológicas y culturales. Estamos en uno de esos momentos. Entonces, ¿Qué sucede cuando los miembros de la llamada "Generación X" -los últimos adultos antes de que la era Internet y las redes sociales pusieran patas arriba la cultura - chocan con la Generación Z? Esa pregunta está en el corazón de la aguda y chispeante comedia de Noah Baumbach. Mientras seamos jóvenes es la historia de dos parejas, una en la difícil barrera de los 40 y la otra en la veintena, que descubren desconcertantes diferencias entre ellas, pero también, los mismos sueños insistentes que guían cada época.

Baumbach ya exploró la angustia de los hijos de divorcios en Una historia de Brooklyn, la naturaleza de los hermanos difíciles en Margot y la boda, la soledad en Greenberg, y la esencia de ser joven y exuberante, así como la búsqueda de identidad en Frances Ha. Cada película se ha construido en torno a la observación de los personajes en momentos de tensión necesaria y absurda.

Para Baumbach, la historia de Mientras seamos jóvenes surgió de dos hilos que se trenzan: primero, el deseo de mostrar la dinámica concreta de las relaciones de nuestra era - matrimonios, amistades, y los lugares donde se mezclan-; y en segundo lugar, la necesidad de afrontar la comprensión que él mismo parece haber abandonado en la vanguardia de artistas jóvenes, y convertirse en alguien inquietantemente "establecido".