• Inicio Sugerir Modificar

El maestro


Cartel de El maestro

1946: Alberto Manzi acaba de regresar de la Guerra y está buscando un trabajo como Maestro, pero para él, aspirante a docente sin recomendación alguna, no es tarea fácil. Finalmente encuentra un trabajo como profesor de los niños y jóvenes que nadie acepta: los de un reformatorio de la Ciudad. A los pequeños no les interesa aprender ni le ven la utilizad, pero El Maestro logra ganarse su confianza día a día y ellos acaban por confiarle sus sueños y sus verdaderas historias.

     Título original: Non è mai troppo tardi
     Año: 2014
     Duración: 100 min.
     Nacionalidad: Italia
     Género: Drama.
     Fecha de estreno: 04/09/2015
     Distribuidora: European Dreams Factory

 

Trailer:

Comentario

Estoy muy agradecido a Angelo Barbagallo y a la Rai por haberme encomendado la dirección de este proyecto. Para mí, licenciado en Pedagogía y maestro frustrado es evidentemente un proyecto especial.

Contar la historia del Maestro Manzi es importante no sólo para recordar a un gran hombre, sino también para poner en el centro de atención, en este momento dramático , la importancia de la escuela y de la educación de los chicos como base necesaria para la supervivencia de una de una convivencia social civilizada.

Alberto Manzi es un Maestro que a los niños no les enseña nociones. Les enseña a pensar. Trabaja con ellos para formar hombres libres, capaces de decisiones libres.

Para lograrlo lucha con tenacidad contra cada obstáculo: la ignorancia y la pereza de de cada uno o el embotamiento de las grandes instituciones. Pero nunca se rinde ni encuentra excusas para renunciar a hacer todo lo que puede.

Esto es, para mí, la enseñanza más importante aún hoy para todos nosotros, desafortunadamente acostumbrados a quejarnos (aunque sea de forma justificada). No debemos renunciar a luchar y a protestar pero sin embargo cualquier persona puede y debe continuar cumpliendo también en las situaciones más difíciles su propio deber de la manera más sincera, única, y creativa posible, realizando esos pequeños “milagros” que contagiarán a los que están a nuestro alrededor y mejorarán un poco el mundo…